Escribe y presiona enter

Comparación de las curvas de contagio de Italia, España y Chile

On
Comparación de las curvas de contagio de  Italia, España y Chile

Comparación de las curvas de contagio de  Italia, España y Chile

"Chile está siguiendo la misma tendencia de crecimiento de casos que los países europeos. Santiago está más cerca de lo que ocurrió en Italia y España, con un rápido crecimiento inicial. Esto justifica adelantar medidas más restrictivas como un cierre total (lockdown), en particular en la capital", asegura el médico Cristóbal Cuadrado, doctor en Salud Pública y académico de la Universidad de Chile.

Cuadrado justifica su análisis a partir del gráfico que ilustra esta nota, elaborado por el doctor en Ciencias de la Ingeniería Jorge Pérez, del Departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad de Chile. Las cifras muestran el avance sostenido de la epidemia en Europa desde que se alcanzó un caso por millón de habitantes. Esta variable, dice Cuadrado, ayuda a entender cuándo empieza la transmisión comunitaria en un territorio.

Según el gráfico, el virus comenzó a expandirse localmente el 23 de febrero en Italia, el 1 de marzo en España, el 10 de marzo en Santiago y el 11 de marzo en todo Chile. Las curvas en cada uno de los casos son similares. Sin embargo, según el académico, nuestro país tiene un panorama algo más alentador: Italia y España no habían tomado medidas restrictivas de aislamiento social en la etapa que hoy nos encontramos. Cambiar la tendencia de la curva chilena depende de las políticas que se adopten en las próximas horas, agrega.

El ministro de Ciencia, Andrés Couve, publicó en Twitter una tabla comparativa con las medidas que tomaron Italia, España y Chile luego de alcanzar los cien casos confirmados. Según el cuadro, las autoridades españolas tardaron 14 días en cerrar sus fronteras y 10 días en cerrar los colegios. El gobierno italiano demoró 16 días en prohibir el ingreso de extranjeros y 11 días en suspender las clases presenciales. Nuestro país cerró los colegios el mismo día de alcanzar el centenar de contagiados y cerró las fronteras tres días después.

"Lo que sabemos de la experiencia italiana es que la epidemia fue manejada, inicialmente, de una manera poco preventiva. Se tardaron mucho en tomar las medidas de distanciamiento social, que son fundamentales cuando uno llega a una cierta cantidad de número de casos. Italia empezó a tomar medidas más importantes de aislamiento social cuando tenía 2.500 casos. Si se compara con la experiencia de China, ellos tomaron la decisión de cerrar la ciudad de Wuhan cuando tenían entre 400 y 500 casos confirmados", ilustra el doctor Cuadrado.

Italia informó este viernes 4.032 fallecidos, de los cuales 627 perdieron la vida durante las 24 horas anteriores a que se dieran a conocer las cifras. España contabiliza 1.050 muertos.

El académico dice que la experiencia de China dejó una valiosa enseñanza al mundo: el cierre estricto de una ciudad con 400 y 500 casos permite una contención del brote mucho más efectiva. Este viernes, el Minsal informó 434 casos a nivel nacional y 304 solo en la Región Metropolitana. Las proyecciones del gobierno estiman que la cantidad de contagiados se duplicará cada tres días y que se tendrán 40.000 enfermos para la segunda semana de abril.

"Estamos acercándonos al límite que nos enseña la experiencia de China. Esperar mucho más no es razonable. Que se haya decretado Estado de Catástrofe le entrega al Presidente todas las facultades para poder implementar, en las próximas horas, medidas mucho más estrictas a la movilidad, como el lockdown", recalca.

¿Qué significa el cierre total de una ciudad o lockdown? El académico asegura que implica el cierre del comercio y espacios públicos con el objetivo de minimizar las aglomeraciones. Hay actividades esenciales que se mantienen en funcionamiento: los hospitales, las farmacias, las gasolineras de turno, el comercio de abarrotes, la recolección de basura y los servicios esenciales como agua, gas, electricidad y telecomunicaciones.

Sin embargo, agrega Cuadrado, la circulación de la población está limitada a actividades esenciales: compra de bienes de primera necesidad y consultas por atención de salud. También está prohibida la salida o entrada a la ciudad, a menos que se deba a razones estrictamente justificadas como el traslado de paciente.

Todo apunta al famoso lockdown. El ministro de Salud, Jaime Mañalich, decretó que desde este viernes, y por tiempo indefinido, deberán cerrar cines, teatros, restoranes, pubs y centros deportivos, al tiempo que los alcaldes de Vitacura, Las Condes, Maipú y La Reina ordenaban su propia cuarentena preventiva.

Click para comentar