Escribe y presiona enter

Curvas de contagio: comparación de los casos en Chile y 6 países europeos

On
Curvas de contagio
La especialidad de Gorka Navarrete, doctor en Sicología, es la información numérica y el razonamiento probabilístico: se dedica a buscar cómo informar sobre los riesgos médicos de la manera más sencilla y amigable posible. Por eso armó la aplicación web "Coronavirus Tracker", donde muestra las curvas de contagio de los países afectados por el Covid-19.

"Las fuentes que encontraba hace dos semanas eran solo tablas, datos globales o mapas con círculos de mayor o menor diámetro, dependiendo del número de casos. Yo estoy acostumbrado a ver información de otras maneras y me puse a buscar formas que me permitieran entender lo que estaba pasando para compartirlo con mis compañeros de trabajo", cuenta Navarrete, investigador del Centro de Neurociencia Social y Cognitiva (CSCN) de la Universidad Adolfo Ibáñez.

El panorama de cada país se observa en el sitio a través de curvas sobre un plano cartesiano de dos ejes: el vertical muestra la cantidad acumulada de casos; el horizontal, los días transcurridos desde un cierto número de positivos o fallecidos. Cómo se ve, al décimo día de que superaran los 100 casos confirmados, muchos países estaban casi en el mismo punto, con cerca de un millar de contagiados. Chile está ahí ahora; la trayectoria del resto fue muy distinta: algunos han aplanado la curva con particular éxito, como Dinamarca; otros multiplicaron exponencialmente los casos, como EE.UU.

"El problema que tiene la variable casos confirmados es que el número depende de cuántas pruebas se están haciendo. Estados Unidos es un ejemplo muy interesante: si uno mira hace unas semanas, apenas tenían casos y subían muy despacio; de repente empezaron a hacer muchas más pruebas y subieron muy rápido en número de enfermos. Eso no significa que haya más coronavirus en Estados Unidos, sino que están buscando más el virus", ilustra.

Navarrete explica que el sitio -por defecto- muestra las curvas de contagio a partir de los 100 casos confirmados. Según el académico, este número supone la circulación sostenida del virus en un país. Comparar las tasas antes de llegar al centenar de enfermos, agrega, no ayuda a observar la verdadera situación epidemiológica de cada nación. Da un ejemplo: "Si uno mueve la variable de días y se toma en cuenta desde el primer caso por país, se puede ver lo que pasó en Francia. Ellos se mantuvieron por muchos días abajo, con pocos casos reportados. Eso se debe a que, justamente, no estaban haciendo exámenes. Luego eso cambió y la curva empezó a crecer de manera consistente hasta ahora".

En su sitio, el gráfico añade una línea diagonal que permite visualizar el crecimiento diario de contagios. Navarrete fijó por defecto un incremento del 30%: eso equivale a que cada tres días se duplican los casos en un país. Si un país supera esa tendencia de contagios, agrega el académico, presenta un aumento de casos preocupante: "España, en el presente, tiene una trayectoria peor que Italia. De a poquito se está acercando a la línea del 30%. Italia, en cambio, hace un ratito que ya ha moderado la curva y está cerca del 20%. Lo que nos permite este gráfico es ver en qué punto del tiempo nos encontramos respecto a los demás países. De alguna manera, mirando los países cuyo punto final está más adelante, nos permite ver hacia dónde vamos".

-¿Estamos aplanando la curva?
-Todavía es muy pronto para ver cómo estamos y si se está o no aplanando la curva. Creo que en una semana más deberíamos ver cuál es la trayectoria de Chile realmente. Veremos si nos parecemos más a Italia o España, lo que sería preocupante, o si nos parecemos más a Corea del Sur, que sería el ejemplo más exitoso.

Ojo con las comparaciones

Esta semana se ha viralizado un gráfico que compara las curvas de contagio entre Chile y España, según el cual nuestro país había logrado "despegarse" de la tendencia hispana al presentar menos casos en el mismo período. Cristóbal Cuadrado, doctor en Salud Pública y académico de la Universidad de Chile, pone paños fríos: explica que para comparar entre países no basta con mirar los casos absolutos en una línea de tiempo, sino que se requiere considerar la población total y observar las tasas de contagio (casos por habitantes). Gorka Navarrete, añade que la variable "casos confirmados" toma valor solo si se pondera con el número de exámenes diarios. "Sin esa información, nos estamos basando en un dato totalmente parcial, que nos puede llevar a medidas equivocadas", advierte. En Twitter, Ernesto Laval, ingeniero civil y doctor en Educación, recomienda comparar las curvas de los países a partir del caso 100, es decir, cuando hay contagios en comunidad, pues antes de esa cifra la mayoría de los casos son importados.

Click para comentar