-->

Escribe y presiona enter

Giannina Margas y Nico Peñailillo llegaron con 6 maletas a Argentina

On
Giannina Margas y Nico Peñailillo llegaron con 6 maletas a Argentina

El desapego y el desarraigo siempre están presentes en la vida del futbolista. A los 29 años, Nicolás Peñailillo ya tiene completamente asimilada la dinámica que implica cada vez que cambia de equipo y su esposa, Giannina Margas, está en la misma sintonía. Luego de fichar en Unión de Santa Fe, llegar a Argentina, y vivir durante un mes en un hotel, el lateral por fin se pudo instalar esta semana con toda su familia en su nueva casa.

"Estaba todo ocupado y esta casa salió de la nada. Aquí vivía Brian Fernández, que jugó en Unión La Calera, y ahora estaba en el equipo rival de acá de Santa Fe (Colón), pero se fue a otro equipo y gracias a eso se liberó. Cuando vi la casa no dudé en alquilarla", cuenta el ex jugador de Everton, Iquique, y Zenit de Rusia, entre otros equipos. "Lo más importante es tener un buen lugar de descanso. La casa tiene mucho espacio y para mi familia queda perfecta. Mi hija tiene muchas pilas y acá podemos hacer que las gaste, jajajá", añade el lateral izquierdo que la noche del viernes jugó 80 minutos en el empate entre Unión y Gimnasia y Esgrima de La Plata. "Estoy jugando de lateral volante con una línea de 5. Y si bien hace mucho no jugaba ahí, he ido adaptándome lo más rápido posible para estar al nivel que exige esta liga", explica el viñamarino.

Nicolás y Giannina se casaron en 2019 luego de cuatro años de compromiso. Se conocieron cuando él jugaba en Everton y no se separaron más. Ahora son papás de Emilia que tiene 4 años y esperan la llegada de su segundo hijo, Santino, que debería nacer en Argentina.

"Ya conocí a mi ginecólogo y me queda una semana para los 7 meses de embarazo. También tuve que ver el colegio de mi hija que entra el 22 de marzo, y todo el tema de su ropita. He tenido que hacer varios trámites, pero lo bueno es que ya estamos instalados. Al final nos vinimos con 6 maletas sólo de ropa y no trajimos ningún mueble. Nico se encargó de arrendar una casa amoblada. Nosotros tenemos nuestra casa en Quilpué y ahí tenemos todo. No me gusta andar trayendo y sacando muebles, prefiero arrendar algo amoblado. La vida hay que simplificarla", añade Giannina, de 24 años, e hija del histórico Javier Margas.

Como recién llegaron, el joven matrimonio no ha tenido mucho tiempo para Inspeccionar el lugar donde viven, pero los vecinos ya les dieron la bienvenida. "Se ven simpáticos. Una vecina, muy amorosa, me ofreció llevarme a conocer la ciudad y que cualquier cosa que necesitara la tenía a ella", cuenta Giannina.

En todo caso, lo único que le falta a la familia es la presencia de su perro Thor, quien debió quedarse en Chile.

"Esperamos poder traerlo en la camioneta y que se una a nosotros", precisa Nicolás.

-¿Su señora cómo ha llevado el cambio?
-Para mi esposa es algo nuevo, es primera vez que sale del país a vivir a algo nuevo. Por eso es fundamental ayudarla ahora en lo que más pueda, sobre todo con el bebé que ya viene en camino. Gracias a dios mi hija irá al colegio y tendremos unas horas para nosotros y así organizarnos con lo que en el día a día se necesite, como por ejemplo ir al supermercado o comprar las cosas que falten en casa.

- ¿Le costó mucho la decisión de ir a jugar a Argentina?
No, al contrario. Tenía opciones para seguir en Chile, incluso en un equipo grande, pero cuando apareció la opción de poder venir a Argentina no lo pensé mucho: quería jugar en esta hermosa liga y lindo país. Por eso estoy disfrutando cada día de este desafío, con mucha seriedad y mucho trabajo para estar a la altura. Acá la presión es mucho más grande, ni hablar de la calidad e intensidad, pero soy un jugador que se entrega al 100% en cada entrenamiento y cada partido.

Click para comentar