-->

Escribe y presiona enter

Nacho Valenzuela cuenta cómo sube dos cerros a la semana sin fallar en la pega

On
Nacho Valenzuela cuenta cómo sube dos cerros a la semana sin fallar en la pega

El desafío de subir cumbres tiene una génesis familiar para Ignacio Valenzuela, periodista del Canal del Fútbol, Canal 13 y Radio Agricultura. Su padre, Luis Alberto, lo incentivó de niño para hacer trekking, pero con la pandemia congeló su afición y la retomó hace un par de meses, aunque con un alto grado de planificación entre los horarios matinales y los relatos que hace cada fin de semana por el CDF.

"Voy al programa deportivo en Radio Agricultura durante la semana, bien temprano, salgo a las 8 de la mañana y en media hora estoy en mi casa. Me equipo, salgo a algún cerro de baja altura para poder estar de regreso en unas dos horas y salir otra vez de mi casa pasado el mediodía. Después me voy al Canal del Fútbol donde estoy hasta las cuatro de la tarde. Retorno a mi casa, están mis hijos, y cuando me toca voy en la noche a Canal 13", cuenta.

"Los cerros más altos los dejo para cada fin de semana, casi siempre un sábado, y cuando no tengo un partido para relatar. Me empiezo a mover a las seis de la mañana y retorno a mi hogar cerca del horario de almuerzo o un poco más tarde, como a las cuatro. Son siete u ocho horas de recorrido entre ir y volver. Y si debo relatar hago un recorrido más corto o no llego a la cumbre. Soy bien precavido en todo eso", sostiene.

Nacho Valenzuela dice que, dentro de los horarios laborales, planifica minuciosamente los tiempos que necesita para cada ruta. "Estoy tratando de subir dos cerros a la semana. Uno más pequeño para llegar, subir, volver e irme a la pega. Y los más grandes preferentemente los sábados. Nunca hay que subir un cerro apurado, eso es el ABC de los montañistas. También veo cómo están las temperaturas, el tiempo, la distancia que requiere cada trekking, si debemos llegar en auto al pie del cerro o no y estudio bien la ruta. Recurro a la aplicación Suda o sitios web de andinismo que voy consultando", afirma.

En su Instagram (nachovalensuela) le hacen varias consultas sobre rutas o equipamiento. "Es clave un buen zapato y unos buenos bastones porque uno debe apoyarse. También una primera capa para el viento, agua, frutos secos, barras de snickers o fruta y una bolsa para traer la basura. Me gusta usar calzas para evitar el roce, son cómodas y térmicas. Siempre me estoy instruyendo, preguntando y es admirable lo limpio que están los senderos", cuenta.

Valenzuela ya tiene en su bitácora varias cumbres de considerable altura como el cerro Carpa (2.770 msnm), Conchalí (2.552) y Ñipa (2.347) y otros de menor escala como Morro Guayacán, Manquehue, El Carbón, Alto Las Vizcachas y Alto El Naranjo. Relata que le gusta el deporte al aire libre y mezclarlo con la naturaleza.

"Lo agarré porque es un deporte que me libera mucho, siempre voy solo o con mi concuñado, Pedro Pablo Neumann, y el próximo desafío es una altura grande que sería el cerro El Plomo (5.424 msnm). En 1983 mi papá hizo esa cumbre el 25 de febrero, cuando yo cumplí 4 años, y arriba dejó anotado en una bitácora un recuerdo para mí. No es fácil, es un tremendo cerro y hay que buscar una buena fecha porque es un desafío con carpa, alojamiento y que debe ser en primavera o verano", sostiene el hombre del CDF.

Click para comentar