-->

Escribe y presiona enter

On
Para ayudar a la fauna marina corte los elásticos de las mascarillas antes de botarlas
Save the Reef es una organización benéfica internacional que se dedica a proteger los océanos y la vida marina. En uno de sus últimos posteos en Instagram (@savethereef), que parte con la frase "Problema urgente ahora mismo", exponen las consecuencias de arrojar las mascarillas que usamos por el coronavirus.

"Nuestra vida silvestre y el medio ambiente están sufriendo debido a esta nueva forma de contaminación y es absolutamente desgarrador ver estas máscaras ensuciando muchas de nuestras playas, océanos, ríos, aves y animales. iLa vida marina se enreda en ellos!", dice el post que va casi en el millón de likes. El texto es acompañado de fotos de distintos pájaros marinos con partes de su cuerpo enredadas con mascarillas.

Doris Florig, directora de Save the Reef, es enfática al respecto: "Los arrecifes están muriendo y la gente no los ve. Miran los corales de colores brillantes que se asoman sobre la belleza de lo que todavía está vivo y no ven toda la situación. Su visión es estrecha y viven en una fantasía. Una vez que comprendan y aprendan lo que está sucediendo, comenzarán a preocuparse", escribe desde la ciudad de Jackson, ubicada en el estado de Wyoming.

Nuevo problema

Cristopher Toledo, académico especializado en Ecología Social, es coordinador del Programa de Sustentabilidad de la UTEM, dice estar al tanto del nuevo problema ecológico. "Existe evidencia que de los millones de mascarillas que han sido utilizadas durante esta pandemia, una parte de estas está llegando a las zonas marinas y otros espacios naturales. Es por esto que Save the Reef ha iniciado una campaña en donde llama a cortar las correas de las mascarillas antes de desecharlas. Esto es una excelente medida para evitar que la vida silvestre y el medio ambiente marino se vea lo menos afectado cuando estas mascarillas llegan a su hábitat. Sin embargo, con esto no se evita el problema de fondo relacionado con la incorrecta forma de desechar estos residuos", dice.

Toledo recomienda utilizar mascarillas de tela reutilizables, de preferencia hechas en casa, a las que se debe aplicar un correcto lavado cada vez que son utilizadas. "Así evitamos estar desechando una gran cantidad de residuos de este tipo. Sin embargo, para muchos la opción más cómoda es utilizar mascarillas quirúrgicas, las que no son reutilizables y tampoco reciclables debido al riesgo de contagio y por el material del que están compuestas, tela no tejida de polipropileno", dice.

"Se debe procurar que estas queden en bolsas para luego ser dejadas en contenedores cerrados y así evitar que animales las abran o que el viento se las lleve a otro lugar. Sin embargo, no todos siguen estas simples medidas y muchas las tiran en la calle las cuales luego son transportadas por el viento y eventualmente estas pueden terminar en ríos, mar o en la misma naturaleza", comenta Toledo.

Iván Franchi, especializado en Ingeniería Ambiental, es académico de la Escuela de Ciencias Ambientales y Sustentabilidad de la U. Andrés Bello. "La preocupación efectivamente tiene que ver con el uso de mascarillas desechables, livianas, independiente de su especificación, a nivel domiciliario, a nivel de particular. Porque si no tenemos el manejo adecuado de aquello, más allá de la contaminación propiamente tal de un plástico o de un textil que está terminando en el suelo, en una playa, o en otro espacio natural, existe un evidente riesgo sanitario que queremos evitar", comenta.

Click para comentar