Escribe y presiona enter

▷ Truco para desinfectar la calefacción del auto

On
Truco para desinfectar la calefacción del auto
"Un aerosol desinfectante en spray basta para dejar limpios los ductos de la calefacción del auto" cuando uno quiere hacer esta tarea en la casa, asegura Diego Sierra, doctor en Química y académico de la Universidad de Valparaíso. Él siempre lo hace cuando, después de encender el aire, se da cuenta de que comienza a salir "un olor extraño: medio picante, olor a humedad".

¿Cuál es la fórmula? Hay que echar el producto durante 15 segundos por cada una de las ventilas del auto, lo más cerca posible para una adecuada pulverización. "Una vez acabada la lata, que tiene 200 ml aproximadamente, cierro las tapas de los filtros y los dejo así durante toda la noche, para que el aerosol permanezca adentro y las gotas formadas se empiecen a evaporar lentamente", explica Sierra.

Detalla que estos productos "tienen solventes como etanol o isopropanol, que son antimicrobianos: mientras más duren (al interior del ducto), más desinfectan".

A la mañana siguiente hay que encender el motor y poner la calefacción con la temperatura al máximo durante 10 minutos, abrir las ventanas y dejar que se ventile. "Esto es para que se expulsen los componentes del desinfectante que pudieran haber quedado rondando en el aire y así se evita que la persona los respire", dice el académico.

Sierra realiza esta tarea cada cuatro meses en el caso de usar un spray de 200 ml. "Pero si solo uso la mitad, 1 00 ml, se puede hacer cada dos meses", cuenta.

Sobre las ventajas de estos productos para dejar limpios los ductos, Sierra precisa que "al pulverizarlos actúan como gases, por lo que son capaces de llegar a más rincones, a diferencia de los limpiadores líquidos, que se mueven en función de la gravedad. El aerosol, como es una mezcla gaseosa, se mantiene estable por un tiempo más largo. Si echas suficiente cantidad, esta tiende a fluir por todos los recovecos de manera mucho más eficiente que una solución completamente líquida".

En su caso, el prefiere el Lysol, "que está compuesto por alcohol etanol y también tiene desinfectantes fenoles (alcohol con compuestos aromáticos). En tanto, el Lysoform posee alcohol, pero orto-fenilfenol (que se diferencia del etanol en que, al ser de la familia fenol, se elabora sobre la base de compuestos aromáticos). Por lo tanto, ambos productos no contienen amonio cuaternario, sino que desinfectan a través de otro grupo químico, el cual se basa en alcoholes y fenoles", explica.

No obstante, precisa que la marca del aerosol "no es importante, pues son todos similares. La única diferencia consiste en que algunos tienen amonio cuaternario y otros tienen algún tipo de alcohol. Y la fragancia también es distinta".

Eso sí, antes de usar cualquiera de ellos aconseja fijarse bien en la etiqueta para comprobar que el producto "no tenga solventes orgánicos fuertes, como los hidrocarburos, porque estos corroen los plásticos. La bencina blanca es uno de ellos y está presente en desinfectantes que se utilizan para grasas y aceites", dice. En el caso de los aerosoles mencionados, ninguno tiene hidrocarburos.

Al ser bactericidas, estos desinfectantes son adecuados para este tipo de limpieza, ya que pueden acabar con el común de los microorganismos que habitan en los ductos de los autos, según lo confirmó un estudio realizado en 2018 por la Universidad Metropolitana de Londres y la empresa Kwik Fit. En este se tomó evidencia de 15 filtros de aire de diferentes vehículos del Reino Unido. El resultado arrojó que todas las muestras tenían varios tipos de bacterias. La más común, Bacillus Licheniformis, "se asocia con meningitis, infecciones del tracto urinario y artritis séptica", según el documento.

Desinfección intensiva

Si usted tiene conocimientos sobre la materia y quiere hacer un trabajo más profundo, Manuel Meléndrez, doctor en Química y académico de la Universidad de Concepción, cuenta que diseñó una fórmula especial para los ductos del auto.

Esta se compone de etanol, amonio cuaternario, excipientes, tensoactivos no iónicos, oleatos metálicos, anticorrosivos y fungicidas y acaricidas no tóxicos. Pero aunque "son productos que se pueden comprar en cualquier industria química, no es aconsejable que una persona sin conocimientos haga la mezcla", dice el académico.

De todas formas, en el mercado existe un producto que contiene la misma composición. Se llama"Airpur" y es un desinfectante en aerosol que está a la venta en el sitios como Moretoclima.cl ($13.100).

Meléndrez concuerda con que la forma de usarlo es la misma detallada por su colega Diego Sierra.

También aconseja desinfectar las tapas de los filtros de la calefacción con agua y jabón. "Si se requiere, en la mezcla se puede incluir además alcohol del 70%. Las tapas se refriegan con un paño por unos momentos y con eso es suficiente para dejarlas limpias", precisa.

Click para comentar