-->

Escribe y presiona enter

Sepa dónde es mejor usar amonio cuaternario o membrana antibacteriana

On
Sepa dónde es mejor usar amonio cuaternario o membrana antibacteriana
La necesidad de mantener limpias las superficies, gatillada por la pandemia, colocó en la palestra a una serie de productos de aseo que hasta este año solo figuraban en la mente de los especialistas de dicho rubro.

Primero fue el amonio cuaternario, sustancia líquida de compleja y variopinta combinación química, que se transformó en la favorita de los responsables de mantener como corresponde las áreas de tránsito peatonal, entre otros.

"Químicamente es una sustancia que se ha formado por una cuaternación del ion amonio", explica Diógenes Hernández, docente del Instituto de Química y Recursos Naturales de la Universidad de Talca. Esta fórmula, que según Hernández es bastante compleja, da vida a una familia de compuestos denominados de esa forma, pero cuya efectividad varía.

"Las primeras versiones del amonio cuaternario, por ejemplo, perdían sus capacidades al mezclarse con agua con muchos minerales, e incluso era más irritante. Hay mucha literatura asociada a eso. Pero los compuestos nuevos, de última generación, agregan propiedades que lo hacen más estable y funcionan mejor", explica Cristian Ramírez, gerente técnico de Sealim, empresa especializada en sanitización.

El cobre

Hace tiempo que las micropartículas de cobre han sido alabadas por sus propiedades antibacterianas. "Está demostrado hace años que el cobre, cuando está como micropartículas, previene que los microorganismos crezcan", explica Hernández.

El cobre está en un compuesto clave en las membranas antimicrobianas, producto implementado por "Not Virus", y que se aplicará a las superficies de 150 edificios de la comuna de La Florida.

"Este producto no es un sanitizante ni un producto de limpieza que se aplica de vez en cuando. Es una sustancia permanente. Por eso se llama membrana, porque la composición del producto lo hace distinto", explica Luis Allendes, gerente de negocios de Not Virus, y que implementa el producto junto la empresa de tecnología nacional Copptech.

Diferencias

Si bien tanto el amonio como las membranas se aplican en las superficies, actúan de manera distinta. "El virus tiene una membrana lipídica, media aceitosa. Y los productos con propiedad detergente, entre ellos el amonio cuaternario, lo que hacen es ingresar a la cobertura lipídica y lo destruyen, inactivando sus propiedades", asegura Ramírez, de Sealim.

¿Y la membrana? "En el momento que un virus entra en contacto con un sustrato, como la tierra, germina y crece. Lo que hace la membrana de cobre y zinc es que químicamente, al no tener ningún sustrato, impide el crecimiento del virus, dada la estructura química de estos metales", explica Hernández.

Aplicación

Mientras se debe limpiar de vez en cuando con amonio cuaternario, la membrana antimicrobiana se aplica una vez y dura al menos dos años, dependiendo del tránsito y la superficie.

"Si hay transito de personas por diferentes lugares, pisando, etcétera. se debe aplicar constantemente el amonio, pues estos químicos actúan en el momento en que se aplican", explica el docente.

¿Y la membrana? "Esa capa de zinc y cobre es una película, es un recubrimiento que queda, pues tiene un funcionamiento distinto, que es impedir que los organismos crezcan", agrega Hernández.

Por eso también se usa el amonio en los pasillos y pisos sanitarios, pues no dejan residuos, algo imposible de alcanzar con un barniz de cobre en el chaleco, por ejemplo.

¿De dónde saco?

El amonio cuaternario además de ser relativamente barato (vale 16.990 el bidón de 5 litros) puede ser usado por cualquier personal de aseo medianamente calificado. En cambio, si usted quiere aplicar una membrana antibacterial no es llegar y hacerlo, ya que "Not Virus" es la única compañía que ofrece este servicio.

"Lo que hicimos en La Florida es crear un formato especial de producto para esos 150 edificios, una especie de kit de protección que cubre los elementos mas tocados", explica Allendes sobre su producto, que ha aplicado en terminales de buses y otras instituciones.

Y si bien ese kit de edificios podría aplicarlo en otras partes, de precio prefiere no hablar, pues a juicio de Allendes no se puede determinar de manera previa. "Es difícil establecer un precio porque depende de la superficie y el cálculo no se hace por metros cuadrados. Además, antes de implementar hacemos pruebas en varias superficies, ya que todas tienen procedimientos distintos. No puede quedar dispar, tiene que quedar bien adherido. Después se hacen supervisiones y bueno, si hay desmedro del material, se arregla. Eso es parte del servicio", agrega Allendes.

Click para comentar