-->

Escribe y presiona enter

On
Este es el reemplazo de la  popular povidona para las heridas en el botiquín casero
¿Cuándo fue la última vez que revisó su botiquín? No responda. Hágalo cuando pueda. Independiente del resultado, si tiene gasa, algún tipo de antiséptico como alcohol, vendas, algodón y parche curitas, esta todo ok. Súmele un termómetro y unos guantes quirúrgicos, para evitar el contacto de su piel con las superficies a tratar, y está en tierra derecha.

Pero si tiene azul de metapio, povidona o derivados, vaya preocupándose porque hace rato que esa línea de productos quedó en el pasado.

"Hace más de diez años que no se usa la povidona yodada ni esos productos como metapio o azul de metileno porque se determinó que retrasaban la cicatrización del tejido", cuenta Janet Araya, asesora técnica en salud de la distribuidora de insumos médicos MP Medical. Y si bien su uso se extendió a lo largo de varias generaciones en Chile, "la norma actual exige usar suero fisiológico para limpieza y curar heridas", asegura categórica.

¿Suero fisiológico?

"El suero fisiológico o solución fisiológica es agua con sal, específicamente agua con un 0,9% de cloruro de sodio", explica Juan Eduardo Donoso, @ElPapáDoctor y especialista en medicina de urgencia. La idea de esto es que sea agua que se parezca lo más posible a lo que hay dentro de la herida. "Es estéril y busca asemejarse a la cantidad de sales o electrolitos que tiene la sangre, pero en una solución de agua", agrega.

¿Para que? Pues, para que la herida quede bien limpia. "El agua de la llave no es estéril, pues dependiendo de dónde estás puede tener distintos elementos. Está potabilizada para ser consumida y no enfermarte, pero esa norma hace referencia a cierta cantidad de bacterias permitidas, por ejemplo", asegura @ElPapáDoctor.

La dosis de suero fisiológico se aplica directamente sobre la herida. "Lo que hace el suero es lavar por arrastre la suciedad. No es como la povidona que se aplica. Esto es agua limpia que se lleva la mugre", explica el doctor sobre estas ampollas que adornan el artículo en la foto, y cuyo precio varía entre los $7.000 y $30.000, dependiendo de donde compre y el número de dosis que vienen (vienen en packs 10 a 30 unidades).

Qué no usar

Si bien en casa uno puede echarle agua de la llave a la herida sin riesgo de amputar la zona afectada, el uso del tradicional H20 podría retrasar un poco el trabajo regenerativo del cuerpo. Eso fue lo que sacó a la povidona del botiquín, y es la misma razón de por qué conviene dejar de usar alcohol para estos menesteres.

"La gente tiende a pensar que lo mejor es echar un chorro de alcohol en la herida. Pero el alcohol se usa como desinfectante, así como para echar en superficies", explica Gabriela Morgado, enfermera y académica de la facultad de enfermería de la Universidad Andrés Bello. Y si bien este líquido tiene la maravillosa particularidad de también ser un buen antiséptico -que se puede usar en la piel para sacar maquillaje, por ejemplo- , su naturaleza desinfectante hace de las suyas en la herida abierta. "Por su naturaleza, el alcohol destruye tejido, entonces si te echas en una herida abierta el alcohol va a formar un coágulo y debajo va quedar la mugre y va a tardar en cicatrizar bien. Por eso primero hay que lavar la herida", agrega.

¿Y el alcohol qué?
Una vez limpia la herida, con agua o suero, la idea es utilizar ese alcohol alrededor de la herida y mantener limpias las proximidades de la llaga. Porque, sepa usted, que esto no acaba ahí.

"La piel es una barrera de microorganismos que están en el ambiente. Y cuando se rompe pierdes esa protección de gérmenes y bichos, que incluso están sobre la piel y pueden entrar, produciendo infecciones", agrega la enfermera. Esto afecta en el proceso de curación de la herida que, a fin de cuentas, parece ser sólo cuestión de limpiar con agua y cerrar la herida. ¿Con qué? Con la gasa y tela adhesiva que esperamos usted tenga en su botiquín.

Click para comentar