Escribe y presiona enter

El agotador protocolo de higiene que sigue este notero de TV

On
El agotador protocolo de higiene que sigue este notero de TV
De lunes a viernes el periodista Max Collao sale de su casa a las nueve de la mañana. Siempre lo hace con mascarilla, una botella atomizadora de alcohol gel y otra con amonio cuaternario. "Antes de sentarme en el auto le echo al asiento, al volante, a la palanca de cambio y al freno de mano. Una vez que llego al trabajo el saludo es general, para respetar la distancia física".

La rutina del periodista tiene que ver con dos cosas puntuales: una, hace despachos en vivo todos los días para el programa "Aquí somos todos", de Canal 13; y dos, pertenece al grupo de riesgo por padecer hipertensión. "He extremado medidas al 300% para no contagiarme... Salgo a las nueve de la mañana y vuelvo a mi casa a las nueve de la noche, pero lejos, lo más cansador, es la rutina para prevenir el contagio", reconoce.

Antes de subir al vehículo dispuesto por el canal para ir a hacer sus despachos, Max se desinfecta entero para no poner en riesgo al resto del equipo. Previo a las notas la práctica es similar: "Antes de interactuar con los entrevistados nos ponemos un overol desechable que viene desinfectado, después de terminar la entrevista nos echamos amonio cuaternario de nuevo, luego desinfecto la ropa que llevo debajo. Hago lo mismo cada vez que salgo o tengo contacto con gente".

El productor que lo acompaña debe tratar de mantener la distancia con el público durante los despachos. "La gente es cariñosa, pero ahora el mejor gesto de cariño es distanciarse, es un gesto de solidaridad", dice el notero.

Collao, a pesar de haber entrevistado a personas contagiadas, nunca se ha realizado un test: "No lo he hecho porque no he tenido síntomas. No porque trabaje en la tele le voy a quitar la posibilidad a alguien que lo necesite... No voy a negar que tengo miedo, soy una persona de riesgo, pero tengo la convicción de que no me voy a enfermar".

Luego de terminada la jornada laboral, el periodista regresa a su casa para desinfectarse por última vez. "Cuando vuelvo saludo a mi mujer de lejos. Antes de entrar me echo amonio cuaternario y alcohol hasta por los ojos. Tengo un tacho para dejar la ropa y corro sin ropa a la ducha. Cuando salgo de la ducha recién puedo darle un beso a mi mujer, abrazarla y comer algo rico", termina.

Click para comentar