Escribe y presiona enter

Animado carrete en Recoleta: decomisan 200 cervezas, 3 parlantes y un timbal

On
Animado carrete en Recoleta
Con venta de alcohol, luces giratorias y mesitas de plástico para compartir bien de cerca se desarrollaba este sábado -en plena cuarentena y toque de queda- una animada fiesta en Recoleta.

El festejo, organizado en un local de la calle Río de Janeiro del Barrio Patronato, terminó con la llegada de la policía, 31 asistentes detenidos y el decomiso de los instrumentos de una banda musical que actuaría durante la noche.

¿La excusa para tan producida celebración? El Día del Padre.

Tras una investigación en redes sociales que realizó Carabineros y la denuncia anónima de un vecino del sector, la policía logró terminar con el evento: decomisaron cerca de 200 botellas de cerveza, tres parlantes, un bombo, un timbal, un equipo amplificador, un equipo musical y un platillo con pedal que usaría la banda invitada. Todos estos elementos estaban dispuestos sobre una tarima a modo de escenario.

El capitán de la 6a Comisaría de Recoleta, Luis Muñoz, dijo que "se pidió al juez de garantía la solicitud de ingreso al inmueble, donde en total había 31 personas de nacionalidad peruana. Se acordonó el área para evitar una fuga masiva de personas y así poder detener a quienes se encontraban al interior de esta fiesta".

Aun así, según la fiscal de Flagrancia de la Zona Centro Norte, Macarena Cañas, varios de los asistentes lograron escaparse de la policía. "Al momento de ingresar, Carabineros se pudo dar cuenta de que existía un guardia de seguridad para el ingreso a esta fiesta y al interior había aproximadamente 50 personas, 20 de las cuales huyeron por los techos", contó.

Con la llegada de Carabineros y personal del Ejército, que ayudaron al traslado de los detenidos y elementos requisados, todos fueron conducidos hasta la 6a Comisaría para luego ser llevados al Centro de Justicia.

Al chequear los antecedentes de cada uno, ninguno apareció en los registros como positivo para Covid-19.

Mayores sanciones

Hace unos días el Congreso aprobó el endurecimiento de las sanciones para quienes incumplan las medidas sanitarias aplicadas por la autoridad. De esta forma, las personas no contagiadas que rompan la cuarentena pueden llegar a sufrir multas de $1 0 millones y hasta tres años de cárcel.

Los detenidos, incluida la dueña del inmueble donde se realizó la fiesta, fueron puestos a disposición del Ministerio Público y pasaron a control de detención durante la tarde de este domingo.

Desde el gobierno reaccionaron a esta violación de las medidas sanitarias. La ministra vocera de gobierno, Karla Rubilar, dijo que se trató de un acto de "irresponsabilidad total" y señaló que "cuando se cometen acciones como esta fiesta en Recoleta, es no entender en lo que estamos".


Click para comentar