Escribe y presiona enter

On
Científicos chilenos descubren proteína TGA1, que triplica el crecimiento de la plantas
Científlcos chilenos modificaron la expresión genética en las plantas y lograron triplicar su crecimiento y, por ende, no se descarta que, en un futuro, hortalizas y plantas caseras se desarrollen en menos tiempo.

Se trata una investigación de los doctores José Miguel Álvarez, académico del Centro de Genómica y Bioinformática de la Universidad Mayor y Rodrigo Gutiérrez, del Instituto Milenio de Biología Integrativa, quienes descubrieron una proteína llamada TGAI que, según explican, es clave para lograr un crecimiento más acelerado y "con menor cantidad de fertilizantes nitrogenados". La investigación ya fue publicada en la revista científica "Proceedings of the Nacional Academy of Sciences of USA".

Plantas con 30 mil genes

Alvarez explica que para la investigación se tomó como planta modelo a la "Arabidopsis" porque hay avance en el conocimiento de su genoma. "Las plantas, en general, tienen 30 mil genes y para identificar cuál de ellos es el que tiene incidencia en un proceso determinado es difícil. En esta "Arabidopsis" analizamos sus genes usando una estrategia multidisciplinaria (biología, genética y bioinformática) y encontramos la TGAI". El científico dice que "cuando las plantas tienen activados los niveles de esta proteína aumentan las tasas de crecimiento, creciendo su biomasa vegetal hasta tres veces. Vimos, por ejemplo, que en un periodo de dos semanas, había cambios en la biomasa de la planta modificada genéticamente con la proteína que una normal, un crecimiento potente".

Para disminuir el nitrógeno
El académico de la Universidad Mayor estima que el futuro uso de la proteína TGAI tendrá sus beneficios. "Para el crecimiento, las plantas necesitan nutrientes y uno de ellos, el más importante, es el nitrógeno que está en fertilizantes como urea, amonio e incluso el guano. Se usan en campos agrícolas para fertilizar el suelo y desde hace bastante tiempo. Pero las plantas solo usan 30% y el resto termina en ríos, lagos y napas subterráneas que dañan el medioambiente. Hay unas algas acuáticas que lo absorben y causan la muerte de peces, es un proceso llamado eutrofización. Con el TGAI eso no ocurriría", advierte.

El doctor Rodrigo Gutiérrez, precisa que "este gen codifica para un factor de transcripción. Los factores de transcripción son moléculas reguladoras de una serie de otras al interior de los organismos y, en este caso, es uno de los reguladores maestros que interactúa con el metabolismo de la planta. Entonces, la gran gracia que tiene es que al tocar solo este componente uno puede hacer modificaciones grandes en el comportamiento de la planta y vimos que crece más. Esto es importante si uno piensa en producir biomasa en caso de forestales o en caso de cualquier planta que uno consuma, especialmente las hojas, por ejemplo. Esto es exitoso, se identificó la proteína y se publicó en una revista científica". Aclara, sin embargo, que el desarrollo de cultivos con esta tecnología es lento, pero la gracia es que serán más eficientes que con el uso de nitrógeno".

-¿No se descarta que en un futuro uno compre un produto con TGAI para que crezca el gomero?
-Estaría bueno (dice riendo). Para mejorar los cultivos hay que disminuir el uso de fertilizantes y esta sería una manera para resolver eso.

En estos momentos, el TGAI se encuentra en proceso de patente y con proyecciones de pruebas de campo con cultivos agrícolas, después con hortalizas y finalmente para uso doméstico.

Click para comentar