Escribe y presiona enter

On
Benjamín Alvarado será papá
La vida de Benjamín Alvarado ha sido lo más parecido a una montaña rusa durante el último año. El pasado 19 de noviembre, el golfista fue de urgencia a la Clínica Alemana por un aparente infarto al corazón. "Duró cuatro horas y sentí mucho dolor", comentó el deportista días después del incidente.

Luego de varios exámenes, los médicos determinaron que en realidad se trataba de una miocarditis aguda, producto de un virus que, según palabras de su polola Brenda Reyes, "atacó su corazón en lugar del estómago o la garganta".

Han pasado siete meses desde aquel angustiante episodio. Alvarado se recuperó y ahora la pareja tiene un nuevo motivo para celebrar. "No podría haber elegido una mejor mamá para mis hijos. Te amo", escribió el deportista en Instagram junto a la foto de una ecografía.

-¿Cómo toma esta linda noticia, Brenda?
-Sin nervios porque me considero bastante relajada, pero sí estoy muy emocionada. No queríamos asumirlo ni contarlo demasiado por los riesgos de los primeros meses. Ayer tuvimos la primera ecografía y salió todo bien.

-¿Cuándo se enteraron?
-Nos pusimos en campaña en noviembre-diciembre, pero no teníamos noticias. Estaba ansiosa al principio, pero después me relajé y dije que si resulta, resulta. Incluso dudé seguir en campaña por esto del coronavirus. Hasta que pasó. Le pedimos a un familiar que nos trajera un test de embarazo porque estaba todo cerrado. Estuve un día entero sin hacérmelo de puro nervio.

-¿Y cómo está Benjamín? Pasó de casi morirse a ser papá en menos de un año...
-Le ha pasado de todo en este año, jajajá. Está contento, tranquilo. Se lo toma con calma. Ahora viene una responsabilidad mucho más grande así que debe estar replanteándose varias cosas.

-¿Su accidente tuvo algo que ver con ponerse en campaña?
-No me lo dijo al menos. Tengo 31 años, Benja 34, y el deseo de los dos ya estaba. Pero fue algo súper espontáneo. Estábamos tan bien que surgió la idea y dijimos que sí. Pero por dentro, quizás sí pesó el accidente. Obviamente cuando uno tiene esos episodios fuertes uno se replantea lo que quiere o lo que te llena.

Este miércoles, la pareja fue al hospital para realizar la primera ecografía. Brenda, su polola argentina, cuenta que quedó tranquila porque el bebé estaba sanito, pero que le habría gustado estar más cerca de Alvarado. "Fue raro porque producto de la pandemia los procedimientos médicos siguen ciertos protocolos. No hubo mucho tiempo para la emoción. El Benja estaba detrás de un pendón mirando, no pudo estar al lado mío. Pero bueno, es lo que hay", dice.

-¿Les gustaría un niño o niña?
-Me tinca que es hombrecito, aunque mi intuición puede fallan En mi familia todos me dicen que va a ser nene también. Yo me baso en la sensación que tuve en la ecografía: se movía demasiado y lo relacioné a un niñito.

-¿Pensaron algún nombre?
-Jajajá, no. Como te decía, estábamos relajados con el tema. Lo único que pedíamos era que fuera sano. Uno se pone un poco hueca al principio, no quieres que te salgan estrías ni engordar, pero cuando empiezas a sentir lo profundo, esas cosas no importan. Sólo quieres que esté sano, lo demás es superficial.

-¿Y cómo sigue Benjamín después de su accidente?
-Bien, está haciendo una vida normal. Estuvo tomando un remedio que era muy difícil de conseguir en Chile durante seis meses para prevenir. Y también tomó antiinflamatorios por un mes. El virus que le entró al corazón fue mala suerte.

Click para comentar