Escribe y presiona enter

Emocionante reencuentro de padres chinos con su hijo desaparecido hace 32 años

On
Emocionante reencuentro de padres chinos con su hijo desaparecido hace 32 años
Uno de los secuestros más emblemáticos de China tuvo un emocionante desenlace esta semana, luego de que un hijo robado hace 32 años se reencontró con sus padres biológicos entre lágrimas.

Mao Yin fue secuestrado el 17 de octubre de 1988 en Xian, la capital de la provincia de Shaanxi, cuando solo tenía dos años y medio. Su papá lo había ido a buscar caminando a la guardería y lo perdió de vista por unos minutos tras detenerse cerca del Hotel Jinling para buscarle agua.

Este lunes el joven se reunió con su madre, Li Jingzhi, y su padre, Mao Zhenjing, en una conferencia de prensa organizada por la policía y transmitida en vivo. Al verse, los dos padres y su hijo se abrazaron y lloraron. El papá le dio un tierno beso en la frente, y la mamá expresó: "No quiero separarme de ti nunca más". El hijo contó que se quedará con ellos un tiempo pero que luego regresará a su provincia para arreglar sus asuntos. "Para ser honesto, todavía no estoy bastante seguro del futuro", dijo.

Su madre ya sabía la noticia desde el domingo ante pasado, el día de la madre. "Este es el mejor regalo que he recibido por el día de la madre", expresó entre lágrimas, dice "South China Morning Post".

Qué pasó estos años

Tras ser secuestrado, Mao Yin fue vendido a otra familia sin hijos que le cambió el nombre a Gu Ningning y que pagó 6.000 yuanes, equivalentes a 845 dólares actuales 0 690.000 pesos. Creció en la ciudad de Mianyang, dice Xinhua, en la provincia vecina de Sichuan, ubicada en el suroeste de China y a unos mil kilómetros desde donde fue sustraído. Mao Yin fue a la universidad y actualmente tiene un negocio de diseño de interior.

Sus padres biológicos nunca dejaron de buscarlo. Su mamá, Li, renunció a su trabajo y se dedicó a esto por completo. Distribuyó más de 100.000 panfletos en más de diez provincias y municipios, y desde 1999 comenzó a asistir a cuanto programa de televisión la invitara para contar su historia, incluyendo "The X Factor", con la esperanza de que su propio hijo la viera algún día.

En 2007, Li se hizo voluntaria de la plataforma "Baby Come Home", que busca a niños perdidos y ha reunido a más de 20 niños con sus familias, dice la BBC. También siguió más de 300 pistas, pero ninguna le resultó. Hasta ahora. El mismo joven contó que alguna vez vio a su madre Li en la TV, pero jamás pensó que el hijo que buscaba era él.

En abril la policía recibió información sobre un joven que había sido adoptado y vivía en la provincia de Sichuan, dice Xinhua. Usaron tecnología de reconocimiento facial para analizar fotos antiguas de cuando era niño y dieron con Mao Yin, quien actualmente tiene 34 años. Lo contactaron a comienzos de mes y corroboraron su verdadera identidad con un examen genético, que confirmó quiénes eran sus padres biológicos.

Su madre, en enero, había descrito a su hijo, nacido el 23 de febrero de 1986, como un bebé"muy inteligente, lindo y saludable". Ahora aprovechó de dar sus agradecimientos. "Me gustaría agradecer a las decenas de miles de personas que nos ayudaron", expresó Li. "No puedo creer que después de ayudar a 29 niños desaparecidos a encontrar a su familia, pudiera encontrar a mi propio hijo".

La policía no entregó más detalles sobre el caso, que aún investiga. El tráfico de niños en China es un problema que lleva décadas. "Baby Come Home" reporta que hay 14.893 niños perdidos y 7.411 niñas. En 2009, China estableció una base de datos de ADN que ha servido para encontrar más de 6.300 niños desaparecidos. Y en 2016 lanzó el sistema de seguimiento en línea Tuanyuan (Reunión), que hasta junio pasado ayudó a encontrar 4,385 niños en el país.

Click para comentar