Escribe y presiona enter

¿Su tele inteligente se puso lenta? Borre todas las Apps que no use

On
Borre todas las Apps que no use
Si en el último tiempo ha percibido que su tele favorita -esa regalona Smart TV que a la mera presión de un botón lo conectaba con un mundo de series y películas casi al instante- hoy opera con cierto retardo, es altamente probable que su almacenamiento interno esté alcanzando su límite máximo.

Fíjese en si le cuesta subir y bajar el volumen o cambiar canales, porque también puede ser un problema de memoria. O, incluso, si se queda pegada en la mitad del capítulo clave de su serie favorita, puede que no sirva de nada echarle pericos a la conexión de internet, y que -adivine- también sea un problema de memoria.

"Todos esos son potenciales indicadores de que el almacenamiento interno del dispositivo está alcanzando su nivel máximo", dice el ingeniero electrónico Nelson Peña, de Sukhoi Electronics, academia en la que se dicta un curso de reparación de Smart TV.

Los televisores inteligentes, tal como los computadores, smartphones y otro montón de aparatos electrónicos, funcionan con procesadores y sistemas operativos que varían dependiendo de la marca. Y, por lo general, tienen 2 GB de memoria RAM, y entre 8 y 16 GB de almacenamiento interno, que van caducando cada vez que usted instala una aplicación, las que se van actualizando periódicamente haciendo uso de esa memoria limitada.

"En general, cuando hay problemas de rendimiento en un Smart TV está ligado a la falta de capacidad de memoria o por tener un procesador antiguo", apunta Nicolás Fernández, especialista en Entretenimiento para el Hogar de LG Electronics.

Depuración

Sin contar las plataformas de series y películas en streaming (Netflix, HBO Go, Amazon Prime Video, etc.), los sistemas operativos de las distintas marcas de televisores ofrecen un mundo de aplicaciones a descargar: desde las que permiten ver televisión bajo el sistema IPTV hasta otras para escuchar música, pasando por juegos, fondos de pantalla, y avisos meteorológicos.

"Para mantener un sistema operativo rápido y eficaz es necesario aligerar la carga de trabajo del aparato. Es importante mantener el sistema limpio, sólo instalar aplicaciones que se utilizarán y eliminar las aquellas preinstaladas y sin uso. Mantener las actualizaciones del sistema también es clave", dice Nicolás Fernández, quien agrega que muchas aplicaciones, cuando no se usan, quedan funcionando en segundo plano, lo que contribuye a la saturación del sistema. Por eso, hay que cerrarlas. "Se debe limitar el número de aplicaciones abiertas al mismo tiempo, a un máximo de 4. Con estos pequeños cambios notaremos una mejoría importante en el rendimiento del sistema", afirma.

Ir al menú

Hay aplicaciones que vienen pre instaladas que no se pueden borran Para saber, entonces, cuánto espacio tiene su equipo para agregar Apps es necesario acceder al menú configuración, aunque eso depende de cada marca. En el caso de Samsung, por ejemplo, eso se hace en el menú Mis Apps.

No es lo único, dice el profesor Peña. Cada cierto tiempo es necesario borrar la memoria caché, esos datos que, por ejemplo, permiten que en la TV Netflix almacene el historial de todo lo que vio y le sugiera otros títulos parecidos, o esas direcciones de sitios web que visita con el navegador del aparato. "Eso, aunque no se nota, también ocupa memoria", explica.

En último caso, agrega, si no tiene un cariño especial por ninguna aplicación y le gustaría patir de cero, puede hacer un reseteo completo y dejar su televisor tal como salió de fábrica. "Así queda como nuevo", dice Peña. Eso sí, esa opción está un poco escondida en todos los menús de las teles inteligentes.

Grabe en un pendrive

No hay para qué gastar memoria innecesariamente. Por ejemplo, la mayoría de los Smart TV permiten grabar programas que esté reproduciendo el aparato en su sintonizador digital (TVD). Para evitar saturar la memoria, lo mejor es conectar un disco duro externo o un pendrive a la entrada USB. Eso sí, por un asunto de derechos de autor, hay aparatos que permiten la reproducción de lo grabado exclusivamente en ese mismo dispositivo. "La idea es ocupar el almacenamiento interno del televisor lo justo y necesario", advierte Nelson Peña.

Click para comentar