-->

Escribe y presiona enter

Con habitáculo de alto estándar albergan a personas que viven en la calle

On
Con habitáculo de alto estándar albergan a personas que viven en la calle
"En la calle uno pasa el invierno haciendo una fogata, durmiendo en el Metro, en hospitales, uno pasa frío, se trata de abrigar como puede, pero aquí es distinto, porque uno tiene calefacción en la pieza", cuenta Guillermo Redes, soltero, de 32 años, uno de los alojados en el nuevo refugio para personas en situación de calle inaugurado el fin de semana por la Municipalidad de Limache.

La pieza a la que Redes alude es uno de los diez habitáculos unipersonales fabricados por la empresa Hobe, propuestos como una solución a la amenaza que el invierno y ahora el Covid-19 representan para la población en situación de calle.

Se trata de más de 15.000 personas que por la precariedad de sus condiciones de vida y por su tendencia a vivir en grupos son un blanco fácil para el Coronavirus. "Es una población de alto riesgo, muy vulnerable inmunitariamente, porque la gran mayoría presenta enfermedades de base y son muy propensos tanto a esta infección como a otras, además que, al estar en la calle, pueden ser transmisores", explica óscar Leyton, especialista en virología y director docente de la Escuela de Tecnología Médica de la Universidad Mayor.

Frente a ese panorama, los emprendedores Francisco Rojas Arenas (34) y Julián Marín Rojas (37), dueños de la empresa Hobe, replantearon la solución que habían creado hace dos años, para adecuarla a las necesidades que se vienen con el invierno y el Covid-19.

"Para este invierno, por la pandemia, los refugios no pueden tener más de 20 personas, por lo que las soluciones convencionales, como los estadios, tendrán que ser repensadas. En un estadio como el Víctor Jara ya no cabrán los 500 0 más que cabían antes. Eso implica que se tendrán que adecuar las capacidades de camas- noche, cosa que se verá agravada con el Covid y la crisis económica, porque se estima que la población en la calle ha crecido en al menos un 25%", explica Francisco Rojas.

La solución propuesta por estos emprendedores son estos habitáculos denominados Hobe, construidos a partir de containers de 20 pies (algo más de seis metros de largo), en cuyo interior hay una cama con sábanas, frazadas y colchas, calefacción, extractor de aire, luz y una ventana. En cada house hay diez habitáculos unipersonales cuyas medidas son 1,30 x 1,10 x 2,30 metros, en los que entra una persona con las rodillas flectadas y donde se puede estirar a lo largo y le sobra espacio.

Según Rojas, la fortaleza de la solución radica en que son unipersonales y cerrados, por lo que no hay contacto entre sus ocupantes. "Esto impide el contagio cruzado, cada persona duerme en su habitáculo, por lo que si alguien tose, por ejemplo, esa contaminación queda encerrada. Esa misma condición individual permite que se puedan manejar sanitariamente de forma unitaria, independiente de los otros habitáculos", explica.

Justamente eso es lo que hacen en el refugio inaugurado en Limache, donde se instalaron dos Hobe con una capacidad de 20 habitáculos, el segundo municipio donde operan, luego de Las Condes. "Nosotros los sanitizamos con amonio cuaternario todas las mañanas, cosa que se hace mucho más fácil al ser individuales", explica el alcalde de Limache, Daniel Morales."Es una opción muy efectiva, cómoda y muy digna, que eleva los estándares habituales de las soluciones para las personas en situación de calle", agrega Morales. En el tema sanitario, Leyton lo considera una buena alternativa. "Al ser individuales reducen el riesgo", señala.

La empresa arrienda las unidades por cinco meses, lo que se estima dura el periodo más frío, por un valor de $6.500.000. "Lanzamos una campaña para que las empresas donen estas soluciones para ayudar así a la gente que vive en la calle", explica Julián Marín. Los interesados pueden entrar a movidosxchile.cl.

Otra solución creada por la empresa para la contingencia son unas adecuaciones de los Hobe con el objetivo de dar un espacio para el reposo del personal médico o para el confinamiento de pacientes con Covid-19, dotadas con alta tecnología de purificación, tablets para la comunicación con el exterior, entre otros. "Estos habitáculos, en sus distintos formatos, son de rápida implementación, impiden el contagio cruzado y son costo eficientes, porque se pueden instalar en cualquier espacio disponible", agrega Marín.

Click para comentar