Escribe y presiona enter

On
Claves para defender la tesis por internet
A mediados de abril, Andrés Roi (27) realizó la defensa de su tesis, que le daría el título de ingeniero civil industrial de la Universidad Adolfo Ibáñez, de manera online. La instancia estaba programada para marzo en el tradicional formato presencial, pero la crisis desatada por el coronavirus modificó la fecha y la modalidad de presentación. Hoy, hoy gran parte de las instituciones de educación superior deben evaluar a sus alumnos bajo el formato virtual. Evaluados y evaluadores están recién aprendiendo.

Roi se preparó durante un mes y ensayó varias veces sobre cómo presentar su diapositiva por Zoom, plataforma que se utilizó para la presentación. Tres fueron los docentes que estuvieron convocados para escuchar su exposición, que trataba de la rentabilidad de ventas de los canales físicos y del e-commerce. Obtuvo un 6,1, y sin saber mucho respecto a cómo hacer una presentación online exitosa, se lució en varios aspectos.

Primero, se engalanó para la ocasión.

"Me vestí formal para ambientarme y para darle la relevancia que corresponde a la exposición, porque se trataba del día más importante de mi vida académica. Otro punto relevante era estar bien peinado y ordenado", relata.

También consideró que su conexión a internet fuese óptima, por lo que ocupo el living de su casa, el lugar más cerca del router.

"Si estás en una habitació con el router lejos, el muro puede bajarte la señal considerablemente", cuenta.

Roi se preocupó de que el espacio estuviese ordenado, prolijo y no distrajera a su audiencia.

El tono de la voz lo ayudó bastante. En su caso, es gerente de marketing y cofundador de Yerka Bikes, una empresa que vende bicicletas con sistema de seguridad para evitar los robos y cree que su poder comunicativo y persuasivo le favoreció.

"Como las personas están viendo la diapositivas directamente y no te están viendo a ti, se le presta mucha la atención al tema de la voz y a las pausas", advierte.

Opinión de expertos

Enrique Sologuren, especialista en lingüística y académico del programa de Comunicación y Pensamiento de la Universidad del Desarrollo, sostiene que en una instancia como la defensa de la tesis se deben cuidar todos los detalles y elementos del mensaje comunicativo, pues todo aporta información a la audiencia. Hay que tener presentes —dice- tres aspectos claves: los ejes discursivo, expresivo y persuasivo.

"No basta solo con explicar la tesis, es necesario también convencer a la audiencia de la relevancia e importancia de la investigación. Eso se consigue entrenando la confianza, el desplante y proyectando seguridad: hay que creerse el cuento. Uno tiene que creer en lo que está haciendo para que otros también te crean", puntualiza.

En relación al material visual -como las populares presentaciones en Power Point- aconseja que esté no esté sobrecargado de textos.

"Debe ser una presentación prolija, con uso de colores nítidos y contrastantes (ejemplo: letras negras o grises, fondo blanco) con un uso bien pensado del color y con uso de organizadores de pensamiento visual (esquemas, figuras, gráficos, etcétera) que respalden sus afirmaciones", describe.

Francisca Berruggio, máster en Educación y coordinadora del Centro de Aprendizaje de la Universidad Adolfo Ibáñez, señala que es importante que los estudiantes organicen su presentación en términos del tiempo disponible, para lo cual es importante practicar y ensayar. También recomienda usar un micrófono para la ocasión: así los profesores lo pueden escuchar con claridad.

En cuanto a los recursos que puedan usar (videos, audios, presentaciones), sugiere enviarlos a la comisión para que los pueda ver antes de la defensa.

"En caso de tener problemas con la conectividad, los profesores sabrán a qué se está haciendo referencia", menciona.

¿Y el look?

"La presentación personal debe ser adecuada para la situación comunicativa en juego. Se trata también de un rito y aunque sea virtual, los ritos nos imponen tradiciones con las que las comunidades disciplinares o carreras reciben a sus nuevos miembros que se convierten en profesionales o graduados. Se mantienen los mismos estándares de formalidad, lo que cambia es el soporte, el canal, no el contenido ni su alta calidad", asegura Sologuren.

Profe señala cuatro errores clásicos

Enrique Sologuren, especialista en lingüística y académico del programa de Comunicación y Pensamiento de la Universidad del Desarrollo, señala los errores que ha visto con más frecuencia:

-No practicar ni ensayar. Las defensas de tesis son evaluaciones orales planificadas, por ende, no hay espacio para improvisar.

-Hablar muy fuerte. Se debe manejar el volumen de la voz; no hay que gritar. Hay que cuidar también no caer en la monotonía en el discurso, sin matices, sin énfasis.

-Usar la mesa como apoyo. Quien expone no debe descansar el cuerpo sobre la mesa o dejar que se noten movimientos nerviosos: eso puede distraer a su audiencia. Debe estar en una posición natural bien sentado, con la espalda derecha y los hombros relajados.

-Distraer a la audiencia con la escenografía. Debe ser un lugar neutro, muy tranquilo e inspirar seriedad. Se deben retirar los elementos decorativos.

Click para comentar