Escribe y presiona enter

On
El virus se propaga principalmente de persona a persona
El miércoles, el CDC o Centers for Disease Control and Prevention (Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos), uno de los organismos más importantes de salud pública de ese país, modificó sus recomendaciones para prevenir la propagación del Covid-19, que parecen apuntar a una nueva estrategia para combatir la emergencia sanitaria.

En su página web especificó que el virus "se propaga
principalmente de persona a persona", a través de "gotas respiratorias producidas cuando una persona infectada tose, estornuda o habla", y estando "a menos de seis pies de distancia (1 ,8 metros)".

"Estas gotas", agrega, "pueden caer en la boca o en la nariz de las personas que están cerca o posiblemente se inhalen en los pulmones".

La página del CDC aclara luego que "el virus no se propaga fácilmente tocando superficies u objetos", refiriéndose a aquel contagio "que se produce al tocar una superficie u objeto que tiene el virus y luego tocarse la boca, nariz u ojos".

"No se cree que esta sea la forma principal de propagación del virus", se lee.

Las recomendaciones reafirman la relevancia del distanciamiento social, pero dejan en un segundo plano las directrices que en su momento se anunciaron como las principales: lavarse las manos constantemente y no tocarse la cara.

El nuevo énfasis está directamente emparentado con un informe de la OMS emitido hace una semana, donde se establece que "no se ha relacionado de manera concluyente el contagio de una superficie medioambiental contaminada", y que los estudios que se refieren a la persistencia del virus en las superficies "no son concluyentes por estar realizados en un laboratorio".

Ricardo Soto, doctor en virología y académico del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Chile (ICBM), explica que, efectivamente, los estudios que han medido el tiempo que dura el coronavirus en distintas superficies, como el de New England Journal of Medicine, tienen el problema de haber sido realizados en laboratorios, un escenario demasiado artificial.

"No reproducen los factores medioambientales reales en los que se dan las infecciones en la vida cotidiana, como podría ser en la locomoción colectiva, por ejemplo", explica Rojas. "Lo que pasa es que como el coronavirus es altamente contagioso, requiere un nivel 3 de bioseguridad, el más alto, así que muy difícil hacer experimentos sin exponer al que realiza la investigación a un contagio", explica.

María Elena Ceballos, infectóloga del Hospital Clínico de la UC, aclara que las recomendaciones del CDC y de la OMS no descartan el contagio por contacto de superficie y, por lo tanto, siguen recomendando lavarse las manos y no tocarse las manos.

"El riesgo sigue existiendo. Entre otras razones porque está comprobado que muchos otros virus que se transmiten por gotitas, como el de la influenza, también se transmiten tocando superficies", dice. "Lo que se está diciendo acá es que, si bien es cierto que se sabe que el virus puede permanecer en las superficies, no se ha logrado comprobar científicamente que alguien se haya contagiado tocando esa superficie. Lo que sí está claro es que, en el caso del coronavirus, el contacto por superficie es un contagio indirecto y, por lo tanto, no se propaga fácilmente y la infección tiene una menor probabilidad que la de un contacto cercano".

En cambio, el contagio por gotas entre personas que han mantenido un contacto cercano, está más que demostrado. Hay varios ejemplos emblemáticos. El 10 de marzo, el miembro de un coro de la ciudad de Mount Vernon, Washington, infectóél solo a 52 de sus compañeros con solo cantar. En Corea del Sur, 65 personas que asistieron a una clase de zumba, resultaron contagiadas por un solo infectante.

"Y en Chillán, es famoso el caso de un infectado que contagió a más de 20 personas en un gimnasio, en los tiempos en estaba empezando la pandemia en Chile", cuenta Soto. "Es importante este nuevo foco que está dando la CDC, porque con esto se le está diciendo a la gente que con lavarse las manos y desinfectar los pomos de las puertas, no está como para andar sin mascarilla por todos lados. No. Lo principal es evitar el contacto con los demás", agrega.

"Ahora, la OMS debiera llamar un poquito a la calma con esto", dice la doctora Ceballos. "Tampoco tenemos que estar con la paranoia de que vamos a salir y nos vamos a contagiar por pisar la calle y que nuestros zapatos van a quedar llenos de virus. Eso no es así. Como tampoco tenemos que llegar a la Los estudios por tocar superficies han sido hechas en laboratorios y no se han reproducido en escenarios reales. s está en ambiente y se me va a pegar. No".

Click para comentar