-->

Escribe y presiona enter

Zabaleta baja sus arriendos: "Es el momento de ser generosos"

On
Zabaleta baja sus arriendos
"El dinero va y viene", dice Jorge Zabaleta desde el encierro en su casa y desde donde está haciendo su programa de Radio Concierto, Catálogo Concierto. En estos días en que para muchos la plata más va que viene, unos arrendatarios que tiene el actor, le pidieron ayuda. "Hay gente que me está llamando, sobretodo las personas mayores. En el fondo me dicen que han tenido problemas con sus negocios, que tienen pequeños negocios y que cerraron por la cuarentena", describe el actor.

-¿Qué te pidieron estas personas directamente?
-Me pidieron si podían postergar el pago del arriendo. Yo creo que esto tiene que ser colaborativo. Si yo recibo un beneficio del banco, que eso es lo que estoy viendo ahora con mi ejecutivo, porque también los bancos tienen pura letra chica cuando te van a dar un beneficio, yo lo traspaso inmediatamente a la gente que me tiene que pagar un arriendo.

-¿Qué le estás pidiendo al banco?
-Yo también tengo que pagar dividendo, entonces le estoy pidiendo que me deje atrasar esos dividendos, que me den 3 0 4 meses de gracia y que me los diluya en los dividendos que me quedan o que me los pase para el final. Yo creo que es momento de que los bancos se pongan. Este no es momento para hacer negocios. La gente siempre tiene el ánimo de pagar, pero si los revientas a cuotas que no pueden pagar, los vas a matar y para qué vas a matar a la gente que te está haciendo el negocio.

-¿Y ayudaste a algún arrendatario?
-Sí, a dos personas, pero todavía yo no recibo ningún beneficio del banco. Lo hice porque en verdad estaban con problemas.

-¿En qué porcentaje les bajaste el arriendo?
-No les voy a cobrar. Les dije que viéramos cómo va la cosa. Yo tiendo a confiar en la gente. Mira, yo tengo propiedades chicas, no son grandes arriendos. Son arriendos pequeños. Si la gente no tiene para pagar esos arriendos, que no son tan caros, es porque realmente están en problemas. No siento que es para negociar o aprovecharse, porque veo que de verdad hay un problema.

-¿Y son arrendatarios que han tenido buen comportamiento?
-Sí, pero creo que eso no tiene que ver con esto. Es que qué voy a hacer ¿los voy a echar? Por ningún motivo, poh. O sea uno tiene que ponerse en los zapatos de la otra persona. Ahora yo espero también que el banco se ponga en mis zapatos. Si yo he sido un buen pagador con ellos, les he pagado siempre al día, uno se merece un cariñito también. Esto debería ser un beneficio para todos.

Zabaleta cree que "ahora hay que trabajar a full la empatía. Algo que nos ha faltado tanto y de lo que tanto se habla. Creo que este es el momento para desarrollarla. Y qué, la plata va y viene, da lo mismo. Este es un momento de emergencia y ya."

Y agrega: "La única forma es ayudándonos entre todos. Si algo bueno va a quedar de todo esto, es eso, dejar los egoísmos, ayudarnos unos a otros y empezar a conocernos, lo que va a ser súper entretenido".

"La gente con lo que más sufre es con el tema económico. Si una persona ve su saldo del banco y tiene 300 lucas, no se las va a gastar en un arriendo, yo lo entiendo. O sea guarda esas 300 lucas, porque yo no sé qué va a pasar en dos meses más. A lo mejor esa persona va a necesitar esas 300 lucas para comprar comida. Entonces sería ridículo que yo le estuviera pidiendo a una persona que me pagara el arriendo, eso no se puede hacer. A lo mejor hay gente que sí tiene las lucas y sí puede pagar el arriendo."

-Pero otros tienen más problemas.
-La gente que me arrienda son trabajadores por cuenta propia y que ahora no han podido trabajar. Y yo los entiendo. Si yo tuviera sólo un saldo en la cuenta corriente no me lo gasto en nada más que en comida. Dejo de pagar todo y es entendible. En la medida que nos vayan ayudando desde arriba, está todo bien. Esto es una cadena.

-Tú tienes un hotel en San Pedro de Atacama, ¿cómo te ha afectado esta situación?
-En San Pedro está todo cerrado. De los hoteles, como el 90-95% ya cerró. Nosotros cerramos hace como 5 días, esperamos que se fueran los últimos pasajeros. Es un proyecto que habíamos empezado hace un año. Esto nos va a golpear a todos muy fuerte, por eso es el momento de ser más generosos.

Click para comentar