Escribe y presiona enter

▷ Rocío Ravest dice que apoya "el fondo pero no la forma" de protesta

On
Rocío Ravest
Cuenta Rocío Ravest que luego de salir de la televisión no estaba muy clara ni muy segura de si volvería a trabajar. No buscó mucho. Pero de repente le llegó una propuesta laboral inimaginable y que hoy la tiene "feliz y realizada".

"Me fui de la tele en 2003, porque no me gustó que un jefe me exigiera hacer una nota que atentaba contra Felipe Camiroaga y que yo sabía que no era lo que él pensaba", cuenta la periodista para marcar en ese momento lo que ella ve como el fin de su carrera como periodista. Al menos, en el corto plazo.

-¿Qué hizo después?
-Durante un tiempo hice muchas cosas. Por ejemplo, ser mamá, formalizar mi relación con Cristóbal, mi marido actual, y estudiar Sicología...

-¿Cristóbal la conocía de la tele?
-Jajajá...Él dice que no, que apenas recuerda haberme visto un par de veces, pero yo sé que eso no es verdad.

-¿Y cómo hizo el giro laboral?
-Un día un amigo me dijo que me llamarían de una empresa para que participara en un proceso de selección para el área de marketing. Me hicieron la entrevista más larga que me han hecho y días después me llamaron para trabajar. Hoy soy jefa de negocios en la empresa Touch y ya domino esta pega. A la larga, el ser periodista me ayuda porque debo estar en contacto con mucha gente.

-¿Siente el reconocimiento que no tuvo cuando fue periodista deportiva?
-Sin duda que siento que hoy a la mujer se le ve de otra manera, se le respeta más en lo laboral. Chile ha cambiado, claro, pero creo que igual falta mucho para que todo sea igualitario entre hombre y mujer.

-¿Usted apoya la causa feminista? ¿Participa en marchas como la del 8M?
-Yo separo las cosas. Apoyo claramente la causa feminista, pero no participo en las marchas.

-¿No le parece una forma concreta de protestar?
-Apoyo el fondo, pero no la forma de protesta de las mujeres. No creo que la violencia ayude a la causa.

-Pero marchar y llevar un letrero no es violento...
-Claro, yo también tomaría un letrero y marcharía si eso fuera todo. También participaría feliz en una marcha con tintes artísticos. Ni un drama con eso. Pero no estoy a favor de la destrucción que deriva de esas marchas. No creo que haya que ser violenta o mostrar una pechuga para luchar por la causa feminista.

-¿No cree que eso es una forma de llamar la atención para poner el tema sobre la mesa?
-Creo que para que te respeten, te debes respetar tú primero.

-¿Y qué opina de manifestaciones como la de Las Tesis?
-Eso es otra cosa. Es una manifestación muy bien hecha en un tema doloroso como es el de las violaciones y el acoso que viven las mujeres y que son una realidad. Eso lo apoyo.

Click para comentar