Escribe y presiona enter

▷ 10 conductas para bajar la curva de contagio

On
10 conductas para bajar la curva de contagio

1 Niños en su casa, no en la plaza.

Una de las medidas drásticas que tomó el gobierno es la cuarentena estudiantil. "La cuarentena no es sinónimo de vacaciones. Si vamos a aprovechar el cierre de los colegios para ir a las plazas estamos cometiendo un error", reflexiona Tomás Pérez Acle, biólogo computacional e investigador de la Fundación Ciencia y Vida. La experiencia internacional -agrega- ha demostrado que los niños son asintomáticos al virus o presenta síntomas muy menores. "Una proporción muy pequeña ha tenido complicaciones. Puede haber casos no diagnosticados. Por eso la importancia de la cuarentena", destaca. Patricia Guerrero, académica de la Facultad de Educación de la Universidad Católica, asegura que para que los niños y sus cuidadores respeten la cuarentena es necesario explicarles el valor de aquella responsabilidad.

"Esto es muy distinto a las vacaciones y eso deben saberlo los estudiantes. En las vacaciones uno no tiene tantas responsabilidades, pero esto es una emergencia y justamente estar en cuarentena escolar es una gran responsabilidad. No se puede salir", dice.

2 Limpiar el celular tan seguido como las manos.

Pablo González, investigador del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia, asegura que el celular es un objeto que está expuesto a la acumulación de patógenos.

"Uno se lava las manos e igual vuelve a tocar el celular, que muchas veces no está desinfectado. Una buena opción es limpiarlo con alcohol gel o alcohol cada vez que nos lavemos las manos", destaca el académico de la Universidad Católica.

¿Qué alcohol utilizar? González recomienda el de 70%, ya que esa concentración es el balance ideal entre eficacia y costo.

"Es suficientemente efectiva. Las concentraciones altísimas de etanol son peligrosas porque seca mucho las manos. Es muy fuerte para usarlo rutinariamente", explica.

En caso de no contar con ningún producto, dice, una alternativa es higienizar los celulares con toallas desinfectantes comunes o con un poco de jabón.

3 Andar sin zapatos en la casa.

Patricia Guerrero, académica de la Facultad de Educación de la Universidad Católica, hace notar que la mayoría de los juegos infantiles ocurren en el suelo. "Ya que estamos en cuarentena escolar, es importante evitar contaminar el ambiente con los zapatos. Lo ideal es buscar un espacio para dejar los zapatos y no utilizarlos dentro del hogar. Puede ser el balcón o la entrada de la casa", dice.

4 Designe al comprador de la familia.

Hay que evitar las salidas al máximo, pero es posible que haya que hacer alguna compra de alimento de medicamentos de emergencia. Nicole Tischler, viróloga e investigador de la Fundación Ciencia & Vida, comenta que la principal vía de infección es la inhalación de aerosoles contaminados. Existe la probabilidad también de contagiarse por contacto físico con otras personas. También está la posibilidad de contagiarse por la manipulación de objetos, pero es la menos probable. Para evitar al máximo estas tres líneas, la viróloga dice que "es muy importante que si es necesario ir a hacer compras, solo vaya una persona por familia y evitar los espacios de lugares comunes como los patios de comida o los cines".

5 Usar la parte externa de la mano.

"Realizar el ejercicio de no tocarse la cara es difícil para alguien que carece de la costumbre. Para los que no pueden evitarlo, les recomiendo probar tocar las manillas de las puertas y los botones con la parte externa de las manos. Eso hay que aplicarlo porque quienes acostumbran a tocarse la cara, rascarse la nariz o los ojos, lo hacen con las palmas y la parte interna de los dedos, que siempre están expuestas al contacto con superficies que pueden estar contaminadas", enseña Pablo González, doctor en genética molecular y microbiología.

6 Cambiarse de vagón en el Metro.

Alexis Kalergis, parte del equipo creador de la vacuna contra el virus sincicial que pasó la prueba de seguridad en humanos, explica que el riesgo de contagio puede reducirse mediante el distanciamiento entre personas, que debe ser de al menos un metro. Para evitar las aglomeraciones en el Metro, ejemplifica el director del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterpia, los usuarios pueden aplicar la técnica de ir cambiándose de vagones o de trenes.

"Subirse a uno con menor densidad de personas podría ayudar, porque nos permite mantener el distanciamiento social. Sin embargo, el evitar los vagones llenos no significa que las superficies estén menos contaminadas. La posibilidad de contagiarnos por tocar estas superficies sigue siendo alta", describe.

7 Dos clientes por almacén pequeño.

Si la disposición es mantener los locales abiertos, la viróloga e investigador de la Fundación Ciencia & Vida Nicole Tischler recomienda: "Si su local es de 20 metros cuadrados aproximadamente, ojalá que solo entren dos personas al local, porque esto se transmite principalmente en forma aerosol, por la boca. Para quienes esperan afuera, deben hacer una fila con al menos un metro de distancia entre personas".

La viróloga comenta que es muy importante que en los locales haya alcohol gel, tanto para clientes como para vendedores. "En el caso de pagar con tarjeta, lo ideal es que solo el comprador la manipule", dice.

8 Lavarse las manos después de operar el ascensor.

La doctora Cecilia Perret, infectóloga de la Red Salud UC Christus, advierte que contagiarse de coronavirus en un ascensor es "muy probable" en la fase 4 de la pandemia, justo en la que está Chile.

"Una vez que se presionan las teclas no hay que tocarse la cara, menos la boca, nariz y ojos. Luego de salir, se deben lavar las manos con agua y jabón en lo posible, y si no, aplicarse alcohol gel", dice.

La doctora Perret dice que no es aconsejable tocar las teclas del ascensor con otros objetos. Por ejemplo, la llave del auto o un lápiz.

"Esos elementos luego se trasladarán con la persona, lo que también puede ser peligro", dice.

Tampoco recomienda usar guantes, porque quienes no conocen su manejo pueden cometer errores.

"Puede pasar que se te olvide y te toques la cara u otras superficies con ellos. Lo más importante es que su uso no elimina la necesidad de lavarse las manos; esto lo tenemos muy incorporado los funcionarios de la salud, que debemos hacerlo antes y después de usar guantes", explica.

Para las comunidades, se recomienda aseo y desinfección frecuente de botones y manillas o barandas del ascensor, al menos tres veces al día.

"Superficies metálicas con alcohol, resto de las superficies (por ejemplo piso) con soluciones cloradas", acota María Cecilia Vizcaya, directora de la Sociedad Chilena de Infectología.

9 Usar barreras de protección hasta que se humedezcan.

"En este minuto, pareciera ser que poner una barrera entre una persona y otra tiene cierta efectividad, siempre que sea seca y la manejes bien", explica el infectólogo Pablo Vial, de la Clínica Alemana.

El médico hace referencia a algún elemento para cubrirse la boca y la nariz cuando se va a estar en un lugar con aglomeraciones.
"Antes de que hubiera mascarillas más tecnológicas, en las cirugías se usaban mascarillas de género, que son una barrera de secreciones", describe.

Al hablar, uno normalmente expele gotas.

"Ante eso, uno puede poner una barrera física. Uno le pone una barrera al contagio, cuya efectividad no es 100%, pero es una primera barrera. Se trata de disminuir las probabilidades de contagio", plantea.

10 ¿Qué hacer con el repartidor de delivery?

Una de las opciones que ofrece el mercado para evitar las compras en lugares públicos es el servicio de delivery. En Rappi, por ejemplo, la demanda creció 28 por ciento esta semana. Isaac Cañas, su gerente general, explica que están entregando mascarillas y gel antibacteriano a sus repartidores. "Estamos siguiendo las recomendaciones y protocolos de las autoridades sanitarias. Al mismo tiempo, a los restaurantes aliados les solicitamos implementar sellos de seguridad a cada bolsa de pedido", agrega. Para evitar el contacto, Cañas recomienda pagar a través de medios digitales. De no ser así, está disponible la opción de entrega sin contacto. "Los deliverys, que van con su respectiva mascarilla y con las manos higienizadas, dejan la entrega en la puerta del usuario. Luego, se alejan dos metros para evitar el contacto". La doctora Jeannette Dabanch, infectóloga del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, explica que el contacto es muy breve, pero aún así hay que tomar precauciones. "La relación es tan cortita, de entrega, que no se convierte mucho en un factor de riesgo", explica. Sin embargo, hace recomendaciones. "Lavado de manos, especialmente el que está repartiendo, porque es el que va a estar más en contacto con cajas o bolsas, y el que recibe, que tiene que hacerlo antes y después de comen El que está repartiendo, que no puede lavarse las manos frecuentemente, alcohol gel", cuenta. La forma de pago tampoco sería problema. "No hay ningún problema con la plata", explica.

Click para comentar