Escribe y presiona enter

Tía de la joven malabarista asesinada en Brasil: "Siempre transmitía calma"

On
Tía de la joven malabarista asesinada en Brasil
Primero fue el ajedrez. Cuando Karina Constanza Bobadilla Chat estaba en el Colegio Santiago Oñederra, de Constitución, ganó la Séptima Fecha del Circuito Escolar de Ajedrez de Talca Categoría Sub 12, el 29 de noviembre del 2009 en la capital de la Región del Maule. En el camino quedaron 11 jugadores.

"A ella le gustaba mucho jugar ajedrez. Cuando niña fue campeona regional y comunal. Mi hermano, su tío, le enseñó a jugar", cuenta su tía Karina Chat.

El tablero fue quedando de lado a medida que pasaban los años. "Le gustaba lo sencillo, la música y el arte. De a poco fue conociendo el malabarismo y la disciplina circense", recuerda. En el centro de Talca y en Curicó, dominaba las clavas, las pelotas y las cadenas de fuego. También la guitarra y el canto. "Disfrutaba mucho la vida y valoraba mucho lo que tenía. Siempre transmitía calma", explica.

Luego fue la aventura. "Le gustaba viajar para descubrirse a sí misma. Ella siempre quería descubrir lugares nuevos", cuenta.

Su meta era Brasil y dio una vuelta larga para llegar a ese país. "Se fue a Perú en marzo del 2019. Trabajó de garzona, de malabarista y tocando la guitarra. Cuando conoció Machu Picchu, estaba muy feliz", recuerda su tía. Hace tres semanas, llegó por fin a Brasil.

"Chilena de 22 anos morre em hospital após levar facadas em avenida de Rio Branco", tituló el portal de noticias Gl, del grupo O'Globo. La noche del sábado pasado, Karina Bobadilla fue encontrada tendida, con varias puñaladas, en la Avenida Amadeo Barbosa de esa ciudad del estado de Acre, en la frontera con Perú. La muchacha pedía ayuda y unas personas que pasaban por el lugar alertaron al Centro Integrado de Operações em Segurança Pública (Ciosp), algo así como el SAPU brasileño.

"Ella sufrió lesiones en su vientre, pecho, brazos, piernas y espaldas", informó el portal NotíciasdaHora. Los médicos no pudieron salvarla.

La policía levantó pruebas en el sitio en que fue encontrada la muchacha y conversó con testigos. La noche del lunes, todo ese trabajo rindió frutos.

"Suspeito de matar chilena é levado para depor em delegacia e confessa crime", tituló Gl. Cerca de la ciudad de Sena Madureira, en el mismo estado de Acre, la policía detuvo a un sospechoso que estaba dentro de un taxi y que aparentemente quería huir a la ciudad de Feijó.

El jefe de la Delegación de Homicidio y Protección de Personas (DHPP) de la policía, Marcus Cabral, dijo a Gl que el sospechoso confesó el crimen y que mencionó la dirección de una casa en el Barrio Canaã, donde los agentes encontraron los objetos con que Karina Bobadilla hacía malabarismo en las esquinas de la ciudad.

"Se mantuvo en contacto con ella, vino, durante estos diez días, incluso tratando de tener una relación romántica. Fue un homicidio y estamos investigando más detalles", dijo Cabral.

"Ella quería estudiar en Brasil. Ése era su sueño. Pero lo que más le llamaba la atención era embarcarse en un crucero y trabajar como traductora", cuenta Rita Ormeño, su mamá adoptiva.

"Le gustaba viajar para descubrirse a sí misma. Siempre quería descubrir lugares nuevos"

Click para comentar