Escribe y presiona enter

Catalina Palacios relata cómo veraneó con su hija en carpa colgante

On
Catalina Palacios relata cómo veraneó con su hija en carpa colgante
La fotografía se encuentra geolocalizada entre árboles de un sector precordillerano llamado Vilches, en el lado este de la Región del Maule. Muestra a Catalina Palacios (39), versión muy sonriente, suspendida gracias a una carpa que parece flotar. No está sola en la postal. Junto a ella aparece, como caminando sobre la Luna, su hija de dos años y medio. La imagen, subida al Instagram de la ex conductora de "Yingo" y "Sin vergüenza" (@Katap_oficial, 290 mil seguidores), seguramente será parte de los recuerdos familiares. Es la primera vez que acampan juntas.

"Desde que nació mi hija nunca había ido a acampar, cosa que a mí me encanta. Ella estaba muy chiquitita antes, pero ahora que ya está un poco más grande nos fuimos nomás y la pasamos súper bien", comenta Catalina respecto a su fin de semana en el sitio que ella se apura en retratar como "un paraíso en Chile".

-¿Por qué no había salido a acampar antes?
-Viajar sola con guagua y acampar requiere de una planificación tremenda y no todos los lugares están preparados para eso. Por el tema del agua tibia para bañar a una guagua pequeña o dónde llevar los pañales sucios que ocupan espacio, entre otras cosas. Es muy cansador para la mamá y en mi caso preferí esperar. Y en este viaje nos quedamos juntas cuatro días en este maravilloso lugar.

-¿Cómo resultó acampar con su hija chica?
-Ella se portó increíble. Es que todas las guagüitas se portan bien para mí. Ella quería probar la tierra, las hojas, era toda una investigadora. Es súper outdoor , yo creo que las guaguas tienen que estar en contacto con la naturaleza desde chicas... Por supuesto, el contacto con la naturaleza es perfecto. Siempre que puedo a mi hija la hago disfrutar de eso, el tema de acampar empecé hacerlo ahora solamente por un tema de logística.

Humberto Soriano, pediatra y docente de la Pontificia Universidad Católica, reafirma los dichos de Catalina: "Hay varios estudios que demuestran que los niños que viven en granjas tienen menos enfermedades y alergias. Existe una teoría de la higiene que establece que cuando un niño está demasiado protegido frente a todos los antígenos, tiene más enfermedades del tipo alergia. Es absolutamente verdadero que a los niños no hay que mantenerlos en una burbuja y que el contacto con la naturaleza puede ser beneficioso para él".

-¿Entonces hay que sacar a las guaguas nomás, doctor?
-Mantener a una guagua en una casa estéril o en lugares de ese estilo se asocia más a alergias y a enfermedades autoinmunes. Ahora, llevar a un niño pequeño a cualquier situación distinta de un hogar tiene que ir de la mano con la prevención de accidentes. Hay que entender que en un instante los niños se pueden ahogar, quemar o atorarse, por lo tanto la prevención de accidentes es clave y la única fórmula para eso es estar bajo una mirada atenta 24/7.

"Mi niña disfrutó mucho, además le encanta escalar, cuando veía una ramita se trepaba", retoma Catalina, orgullosa madre en esta historia, quien recuerda además ciertas experiencias del tipo camping. "Siempre me ha gustado viajar para todos lados y después de los 24 años, más o menos, me compré mi propia carpa. Recorrí muchas partes de Chile con ella y también lugares del mundo. Algunos lugares eran muy caros o simplemente había lugares como playas, bosques, de mucha naturaleza, donde sólo se podía quedar acampando. Y yo aprovechaba. Recorrí por ejemplo Chiloé y el Valle del Elqui así. Afuera acampé hasta en Egipto, que fue maravilloso".

-En la foto que ilustra esta nota se le ve suspendida en una carpa flotante. -No conocía estas carpas. Nosotros viajamos con un grupo de turismo y amigos y la armaron ellos. Vi que las enlazan con árboles específicos para no dañarlos. Resultó entretenido probar una carpa así, mi hija pensaba que era como una cama elástica, jajá.

"No creo que sea diseñada para que parezcan camas elásticas, estas carpas son más una mezcla entre hamacas y carpas", ilustra Juan Grez, encargado de equipamiento de Límite Sur, empresa especializada en actividades al aire libre. "Estas carpas, que se conocen popularmente como colgantes, tienen tres puntas, cada una de estas puntas tiene un tirante con un tecle conectado a plataformas en alturas (en este caso árboles)... no son elásticas, pero ceden. No generan una superficie dura", continúa.

Catalina cierra conceptos: "En fin, me encantó volver a acampar con mi hija, fue una experiencia inolvidable que espero repetir muy pronto".

Click para comentar