Escribe y presiona enter

Daniel Morón relata el último viaje junto a su amigo Rubén Selman

On
Daniel Morón relata el último viaje junto a su amigo Rubén Selman
El lunes en la tarde Daniel Morón, arquero de Colo Colo campeón de la Copa Libertadores en 1991, estaba con su señora en el supermercado cuando recibió un mensaje preguntándole por Rubén Selman, ex juez FIFA y gran amigo de Morón. En la mañana habían regresado en auto desde Llanquihue, donde jugaron un partido amistoso e hicieron clínicas de fútbol y arbitraje.

Le extrañó la consulta a Morón, pero fue el atisbo de una mala noticia. Minutos después pudo confirmar que Selman, su compañero de viaje, había fallecido de un ataque cardiaco a los 56 años. Los últimos cuatro días los pasaron juntos, disfrutando una gira desde Santiago al sur, ida y vuelta. Cantaron, comieron y rieron. Hicieron paradas para estirar las piernas, para turnarse al volante o sólo para pasar al baño.

"Haber viajado juntos en el auto de Rubén fue una casualidad. Me quedé sin pasajes a Chiloé y él me planteó irnos en vehículo. Antes arrendaba un furgón y nos turnábamos manejando cada tres horas. Nos fuimos el miércoles a las 18 horas y llegamos el jueves a las 8 de la mañana. Por el camino cenamos en Parral, conversamos con la gente, nos tomamos su hora y media en el lugar. Nuestros viajes nunca fueron con apuro. Todo era con mucha calma, era un evento de Colo Colo 1991, donde llegaron los colocolinos con sus banderas. A pesar de que Rubén era del otro color, igual todos lo recibieron con mucho cariño", cuenta Morón, de 60 años.

"Llegamos a la isla de Chiloé y pasamos unos días maravillosos junto a Rubén Martínez, Marco Villaseca, Francisco Huaiquipán y Rubén Espinoza. Fue una experiencia extraordinaria, compartiendo con la gente, comiendo curanto, asado al palo y asado de cerdo. Después en Purranque nos dieron degustación de quesos y nunca tuvo una sensación de algo malo. Uno dijera que tuvo un dolor de cabeza, pidió un medicamento o mostró un síntoma de algo, pero nada de nada. Una noticia así te golpea", agrega el ex arquero.

La amistad de Daniel Morón y Rubén Selman nació hace ocho años en un evento en Coyhaique. Los contrataron a cada uno por separado. Compartieron la pieza del hotel y se hicieron inseparables. Morón comenzó a trabajar posteriormente con varios municipios fuera de la Región Metropolitana, principalmente en el sur de Chile, y sumó a Rubén Selman. Como árbitro retirado se transformó en un viajero constante junto al grupo de ex futbolistas que amenizan jornadas deportivas en distintas comunas del país.

"Desde Llanquihue nos vinimos el domingo a las 19 horas y paramos en Río Bueno, pero el servicentro estaba muy lleno. Les dije que fuéramos a la Mariquina, donde hay menos gente. Luego volvimos a parar en Chillán. Veníamos relajados, con bastante alegría y cantando. Fue uno de los viajes más alegres de todos. Nos prendimos cantando con Rubén Martínez como DJ".

El Loro Morón relata lo ameno que fue el último tramo del trayecto. "Paramos como cuatro veces para comprar bebidas, poner bencina y la última la hicimos antes de llegar a Talca para comernos unas hamburguesas con papas fritas y jugos. Eso debe haber sido como a las 4 de la mañana. A unos diez kilómetros de llegar a Talca se bajó Martínez y en la ciudad lo hizo el Flaco Villaseca. De ahí en adelante seguimos Huaiquipán, Rubén Selman y yo. No andábamos con apuro ni teníamos cosas que cumplir. Desde Llanquihue a Talca manejamos Marco Villaseca, Rubén Martínez y yo. En Santiago pasamos a dejar al Huaqui, y luego, a eso de las siete de la mañana me bajé yo. Ahí nos despedimos con Selman, quien manejó el último tramo", recuerda el arquero de Colo Colo 91 .

Daniel Morón llegó este martes a la iglesia Nuestra Señora de Andacollo, en Santiago Centro, para despedirse de Selman: "Conocí a un tipo muy derecho, muy amigo de sus amigos y entendí que lo que hizo en el arbitraje era de un personaje totalmente distinto al de la vida cotidiana. Rubén siempre fue muy simple, querendón, de piel. Se lo decíamos. ¿Dónde te quedó lo pesado si eres un cordero? Una persona que si pasaban muchos días, te llamaba para preguntarte cómo estabas. Fue siempre atento. Estamos hablando de un tipo maravilloso".

La gran final de Rubén

La tarde del domingo los ex jugadores de Colo Colo, encabezados por Daniel Morón, hicieron una clínica de fútbol en Llanquihue, y Rubén Selman hizo lo propio con los árbitros locales. Después todos se reunieron en el estadio local y jugaron un partido entre un seleccionado local y las estrellas del Cacique con jugadores de la ciudad identificados con los albos. El arbitraje corrió por cuenta de Selman. "Dirigió y estuvo feliz, fue despedido con un aplauso por el estadio y todo gracias a su folclor. Le dijo a un jugador que le reclamó: tú no gritas ni en tu casa y me gritas a mí. Los hinchas se la celebraron. Llegaron unas mil personas y ahora están todos impactados en la ciudad. Se sacó fotos con la gente, su arbitraje fue un espectáculo y se fue tan contento que íbamos a organizar un seminario para los árbitros de Llanquihue", sostiene Luciano Belmar, jefe de gabinte del municipio local.

Click para comentar