Escribe y presiona enter

Un enamorado Mario Salas levantó la Copa Chile: "Es un gentleman"

On
Un enamorado Mario Salas levantó la Copa Chile
Temuco.- Mario Salas caminaba por los pasillos del Germán Becker como flotando. Abrazaba a sus dirigidos por haber conseguido la Copa Chile, les celebraba sus gritos, los festinaba y hasta se reía de su propia desgracia cuando entre los pelusones Marcos Bolados y Felipe Campos le dieron vuelta en la espalda un tonel gigante de bebida isotónica.

El Comandante, que era capaz de estallar en la sala de prensa del Monumental si escuchaba el sonido de un celular, ahora la piensa dos veces antes de convertirse en un ogro. Tal vez porque ya no lo es, porque nunca lo fue, porque acaba de ser campeón ante su archirrival, la U (2-1), o porque en definitiva es un hombre enamorado.

"Te amo", le susurra al oído al técnico de Colo Colo Nathalie Pizarro, gestora del cambio de actitud del Comandante, quien la va a buscar fuera del sector de camarines, porque los guardias no la dejan pasar. Salas, apenas la ve, la envuelve con sus brazos, embobado. Ella lo toma de la cara con mucha suavidad, pero con harta pasión, y se besan una, dos, tres, cuatro veces y todo el mundo los mira, también los hinchas de la U y de Colo Colo alrededor, y ellos siguen bien abrazados, felices. ¿Algo más importa en ese momento?

"Estoy súper feliz, muy contenta", comenta Nathalie, la novia de Mario Salas, con quien el DT quiso compartir el título de la Copa Chile y apostó por invitarla a ver el partido. Apostó bien, además, porque Marcos Bolados (27') y Javier Parraguez (30'), con sus goles en el 2-1 a la U (descontó en el tiempo agregado Matías Rodríguez), les terminaron de cerrar la tarde mágica y con aroma de rosas.

Nathalie vio todo el partido desde la tribuna, pero al final del partido, cuando quería ingresar a la cancha, no la dejaron. "Por seguridad no nos dejaron bajar", comenta la chiquilla, quien enamoró a Mario Salas cuando era su entrenadora personal.

"Sufrí mucho en el partido, pero estoy feliz", agrega Nathalie. "Estamos súper felices y aquí lo que prevalece es el amor, y queremos que siempre sobresalga el amor que nos tenemos", explica Nathalie sobre la relación con el técnico Salas.

-Mario la fue a buscar afuera, parece un hombre preocupado, cariñoso.
-Es que él es así, preocupado, me atiende mucho, me regalonea, es un gentleman.

-Salas ha pasado momentos bajos en Colo Colo y ahora altos con este título de la Copa Chile. ¿Cómo lo ve hoy?
-Es que él es una persona que sabe lo que hace, tiene claras las cosas y sabe dónde ir, y por eso lo apoyo en todas sus decisiones y todas sus ideas, por eso yo le tengo mucha fe y mucha confianza. Sé que va para mucho más.

-¿Comparten el amor por el fútbol o usted es lejana?
-Sí, comparto, es que mi hermano jugaba a la pelota.

Salas se despidió de Nathalie, fue a dar la conferencia de prensa, se sumó al champañazo en el camarín con sus dirigidos y se reencontró con su novia. Venía agotado, pero feliz. Mal que mal, le salió todo lo planificado para enfrentar a la U, como por ejemplo, esa forma más arropadita de encarar el juego, apostando al contragolpe. Se vio un Colo Colo con mayor equilibrio defensivo gracias a los refuerzos y que al final ganó el título.

"Nadie nos regaló nada en esta Copa Chile. Tuvimos llaves difíciles. La calidad de los equipos que llegaron a semifinales hace que la obtención de este título tenga un mérito tremendo", explicó el Comandante in love.

Click para comentar