Escribe y presiona enter

On
Lucha Aymar habló de su hijo con Feña González Muy inquieto, el chiquitín
La llegada de Félix sorprendió a sus papás e hicieron que toda la familia tuviera un fin de año distinto, entre nervios e incertidumbre, pero que ha dado paso a una felicidad plena.

Así fue la llegada al mundo del retoño de Luciana Aymar (42) y Fernando González (39), que tenía fecha para febrero, pero nació de forma prematura el mismísimo 31 de diciembre, cuando la pareja se encontraba en Rosario, pasando las festividades en casa de la ex jugadora de hockey.

Tras festejar Nochebuena con sus padres y familiares, además de Fernando, Luciana se sintió mal y fue internada en un centro asistencial de esa ciudad por un cuadro de presión alta.

Durante este sábado, la misma "Lucha", como le dicen popularmente en tierras trasandinas, dio a conocer públicamente la noticia a través de sus redes sociales. Ahí detalló cómo fue la llegada del pequeño.

"Todo pasó muy rápido. Me tuvieron que internar el 25 de diciembre por un cuadro de presión alta, lo que hizo que se adelantara el parto por la salud de Félix y la mía. Estos días fueron de muchas emociones, mucha incertidumbre y por supuesto mucho miedo. Hoy lo puedo contar con mi corazón explotado de emoción porque Félix está muy bien y nosotros somos dos padres babosos y felices", detalló, en un extenso posteo en Instagram, que por supuesto se llenó de tiernos comentarios y cientos de felicitaciones.

Félix apenas pesó 1 kilo y 600 gramos, y al día de hoy permanece en el Sanatorio de la Mujer, donde Luciana está desde la Navidad. "Todavía creo no soy consciente de todo lo que atravesamos estos días en el sanatorio", reflexionó la considerada, según los medios argentinos, "la mejor jugadora de hockey de la historia". El diario "Clarín", en su versión web, tituló la noticia de la siguiente forma: "Luciana Aymar, mamá: nació Félix, su hijo con el chileno Fernando González".

A la espera de subir de peso para recibir el alta de los médicos, Aymar definió a Félix como "muy inquieto, el chiquitín". Además aprovechó de agradecer al equipo médico del centro hospitalario de Rosario, "por su gran dedicación, contención y cariño".

Ser padres era buscado por la pareja desde hace tiempo, según detalló ella. "No tengo problema en decir que me resultó difícil quedar embarazada", reconoció Aymar en entrevistas previas, donde también contó que asistió a una clínica de fertilidad. "Me hice muchos estudios médicos y ahí me dijeron que los deportistas de alto rendimiento tienen más desgaste que otras personas y que por eso era probable que me costara quedar embarazada", contó en la revista "Hola".

Click para comentar