Escribe y presiona enter

Ex músico de la Sinfónica perdió todo en saqueo a la galería Crowne Plaza

On
Ex músico de la Sinfónica perdió todo en saqueo a la galería Crowne Plaza
La historia la publicó el actor Renato Munster en Twitter: "Mi maestro de flauta traversa del Conservatorio de la U. de Chile en los 80, desde que jubiló, se dedicaba al hermoso oficio de la luthería. Tenía una tienda llena de instrumentos nobles en la galería del Crowne Plaza que fue vandalizada. Se quedó sin nada con 70 años. Abro hilo".

Munster, quien actualmente trabaja en la teleserie "Amor a la Catalán", de Canal 13, aludía a Juan Carlos Contreras, ex flauta traversa y flauta piccolo de la Orquesta Sinfónica de Chile y ex profesor del Conservatorio de la Universidad Chile, quien allá por los 80 le hizo clases de traversa por más de cuatro años al actor, mientras cursaba paralelamente la carrera de Teatro, también en la Casa de Bello.

"Él fue un gran maestro, alguien que no sólo enseñaba la técnica, sino que transmitía sabiduría. Por eso cuando supe lo de su local quise darlo a conocer, porque él es un hombre bueno que siempre le enseñó a los jóvenes", cuenta Bunster, quien en sus tiempos de estudiante se subía a las micros a cantar con un compañero de universidad.

Retirado de la academia y de la música profesional, Juan Carlos Contreras -hoy de 75 años- se instaló con una tienda de venta y reparación de instrumentos de viento en una de las dos galerías comerciales ubicadas en el edificio Crown Plaza, una cuadra y media al poniente de Plaza Italia. Se trata del mayor polo de venta y reparación de instrumentos musicales de Chile, donde, en sendas galerías, hay 130 locales.

Hasta ahí, todos los fines de semana, desde hace 40 años, llegaban músicos, aficionados y profesionales, jóvenes y viejos, a comprar instrumentos, accesorios y a repararlos.

Si bien las ventas habían bajado considerablemente después del 18 de octubre, según cuentan los locatarios, hasta ese viernes, pese a haber sido apedreados en varias ocasiones, no habían sido saqueados. Eso hasta la noche del viernes 3 en la noche, cuando un grupo de encapuchados quemó la vecina Iglesia San Francisco de Borja, ubicada en el parque homónimo, capilla que estaba destinada a los servicios religiosos de Carabineros.

"Aunque las ventas nos habían bajado mucho, los carabineros que cuidaban la iglesia nos habían protegido. De hecho teníamos las vitrinas con vidrios solamente, sin latas como en otras partes", cuenta Contreras.

"Todo cambió el viernes después de las siete de la tarde. Yo vi por internet que estaban quemando la iglesia y luego que comenzaron a saquear la galería. Ese día con mi hijo volvimos como a las diez y media de la noche al lugar y estaban todos los locales saqueados. Sólo a mí, en instrumentos y otras cosas, me robaron más de $6.000.000", dice Contreras.

La mayoría de los locatarios perdió toda su mercadería y quienes son arrendatarios están migrando a otras galerías.

Contreras dice que seguirá, pero que no sabe cuántos otros colegas hagan lo mismo. "Hay locatarios que ya se han ido a otros lugares. No sé cuántos seguirán".

Click para comentar