Escribe y presiona enter

Así fue la violenta noche que dejó una automotora calcinada en Rancagua

On
Así fue la violenta noche que dejó una automotora calcinada en Rancagua
Es difícil imaginar que un tranquilo partido de fútbol entre O'Higgins y La Calera pueda desatar una escena de tanta violencia en la avenida Bernardo O'Higgins de Rancagua. Pero pasó.

Según el alcalde de la ciudad, Eduardo Soto, pasadas las diez de la noche de este viernes, cerca de 300 personas se reunieron en esa avenida para protestar contra la realización del partido, pues según ellos, dado al contexto social, el fútbol aún no debe volver.

Primera alarma

La manifestación mantuvo su paz hasta las once de la noche, hora en que vecinos avisaron a la Primera Compañía de Bomberos que un grupo de personas estaba atacando una oficina de la automotora Alameda. Desde el interior, sustrajeron dos vehículos que posteriormente incendiaron en la calle para armar una barricada. Personal de Bomberos acudió al lugar para extinguir las llamas y fueron duramente increpados por algunos de los manifestantes.

Segunda alarma

Bomberos aún no terminaba de controlar el fuego, cuando a eso de la una de la mañana, desde dos cuadras hacia el poniente (por la Alameda rancagüina), llegó otra llamada de emergencia, avisando que una segunda automotora también estaba siendo atacada.

Según José Villalobos, segundo comandante del Cuerpo de Bomberos de Rancagua, este evento fue mucho más desastroso que el primero, pues un grupo más numeroso de atacantes vulneró la entrada de la automotora Chevrolet Coseche, de donde sustrajeron dos vehículos y les prendieron fuego junto al edificio completo.

"Cuando el carro bomba llegó al lugar, fue agredido por los manifestantes, insultaron a los bomberos y rayaron nuestros vehículos con pintura en spray. El edificio fue consumido completamente por las llamas. Esta era la última automotora que faltaba que nos incendiaran, todas las demás por la Alameda ya están destruidas, incluyendo también algunos locales de repuestos y neumáticos", dijo.

El alcalde Soto informó que en el enfrentamiento con los manifestantes, siete carabineros quedaron lesionados y doce personas fueron detenidas, todas las cuales pasaron a control de detención este sábado.

El gerente de marketing y comunicaciones de Coseche, Rodrigo Riveros, dijo que por ahora "la empresa está ciento por ciento enfocada en apoyar al personal, mientras realizan un catastro de lo sucedido".

Click para comentar