Escribe y presiona enter

On
Steffi Scholtbach, polola de Herrera, habla de la dura salida del capitán de la U
Johnny Herrera salió por las puertas del Centro Deportivo Azul (CDA) por última vez este martes a las 10.45 de la mañana. Horas antes, en una reunión con los directivos del club y el entrenador Hernán Caputto, el futbolista de 38 años recibió una tristísima noticia: su contrato no sería renovado de cara a la temporada 2020. "Me voy tranquilo, es la decisión del entrenador y se respeta", dijo en su despedida.

Su desvinculación de la U se viralizó en cosa de segundos y toda la hinchada azul le rindió diversos homenajes a través de las redes sociales. Pero el mensaje más emotivo e íntimo lo escribió su polola Steffi Scholtbach (steffischoltbach en Instagram).

"Te vi dejar todo por este club, por la gente. Pelear y dejar todo en la cancha. También te vi llorar de alegría cuando diste la vuelta con Bruno. Han sido años duros, pero muy hermosos. Pero este no es el fin, te queda mucho por dar y si hay gente que no se da cuenta de eso, sé que en otro lado lo harán. Aquí siempre estaremos apoyándote como familia, donde sea que estemos y lo que decidas hacer. Te amamos hasta el infinito", publicó su pareja y madre de Bruno, su hijo de casi tres años.

Las emociones se agolparon en el corazón de Steffi. Efectivamente, fueron muchos años alentando al portero en la tribuna marquesina del estadio Nacional, siempre acompañada por Bruno. En algunas ocasiones llegó junto a su mamá, mientras que en otras era escoltada por su padre, hincha del futbolista. Incluso se les vio apoyando al equipo en partidos en que Herrera era suplente.

"Tengo pena", cuenta Steffi. "Conocí a Johnny estando en la U y es raro que ya no esté. Pero algún día tenía que pasar. Algún día teníamos que irnos y ese momento llegó".

-¿Qué siente, además de pena, Steffi?
-Nos vamos con mucha pena, pero también quiero agradecerle a toda la gente que nos ha apoyado. Gracias a todos los que nos han mandado su cariño. Pienso que donde una puerta se cierra, se abre una ventana. Hay que ver nuevas oportunidades. Vivimos cosas muy lindas en este club, muy lindas. Y cosas duras también. Es difícil, pero se puede salir adelante.

-¿Qué recuerdo es el más lindo que guarda del paso de Johnny por la U?
-Cuando ganó el título con nuestra guagua en sus brazos (2017).

-¿Cómo lo ve a él con todo lo que está viviendo?
-Yo sé que Johnny tiene toda la fortaleza. Puede entregar mucho más. Todavía le queda y lo noto. Me da rabia que lo traten de jubilar porque a Johnny le queda mil por entregar. Y si no es en la U será en otro club.

-¿Cómo se lo explicaron a su hijo Bruno, fanático de la U?
-Brunito no cacha todavía. En algún momento habrá que decirle. Él sabe que el papá iba a trabajar a la U, pero habrá que decirle que ahora irá a trabajar a otro lado. Bruno adora a la U, le fascina, ve videos. No creo que ese fanatismo se le vaya algún día. Además, Johnny siempre va a ser de la U. Eso no va a cambiar, la única diferencia es que ya no va a seguir trabajando ahí.

-¿Qué piensan hacer ahora?
-Nos vamos a ir de vacaciones para despejar la cabeza. Queremos hacer un viaje largo en familia, eso siempre ayuda a relajarse. La idea es recorrer el sur, llegar lo más lejos posible. A la vuelta veremos qué pasa. Tal vez Johnny ya lo tiene claro, no sé. Es súper cerrado en ese sentido. Solo sé que se vienen cosas buenas. Lo tengo claro porque él se lo merece y tiene mucho por entregar.

Click para comentar