Escribe y presiona enter

Minibús que se maneja solo transporta pasajeros dentro del Parque OHiggins

On
Minibús que se maneja solo transporta pasajeros dentro del Parque OHiggins
Este lunes comenzó la marcha blanca de un vehículo eléctrico y autónomo (sin conductor) para el transporte gratuito de pasajeros al interior del Pueblito del Parque O'Higgins, el cual hará 10 viajes de 0,8 kilómetros al día, cada uno de ellos en un tiempo estimado de 8 minutos.

Según el Ministerio de Transportes, se trata del "primer vehículo autónomo de Chile y Latinoamérica" y circulará en ese recinto como parte de un proyecto piloto que finalizará en marzo.

El minibús (EZ10 Generación 1) puede transportar a 12 pasajeros, seis de ellos sentados. Fabricado en Francia por la empresa Easymile (vea detalles en https://bit.lyL2QaGkLa), tiene una autonomía de 8 horas y es operado por Transdev.

Lluis Vidal, gestor tecnológico de Transdev Chile, explica que "entrega un servicio para trasladar a las personas entre la estación Metro Parque O'Higgins y la Piscina Olímpica sobre la misma vía que existe actualmente". Los pasajeros pueden subirse en tres paraderos: cerca de la estación de Metro, en la zona del Acuario y en el área de la piscina olímpica.

De cuatro mt de largo por dos mt de ancho y tres mt de alto, el vehículo funciona con baterías de ion litio de 48 volts. Como en todas las experiencias de vehículos autónomos en el mundo, siempre circulará con un operador a bordo para garantizar la seguridad de los pasajeros.

La arquitecta y magíster en proyecto urbano de la UC, Jeannette Orozco, quien fue capacitada por Transdev para realizar esta labor, precisa que "con una carga completa de 8 horas, el bus puede realizar 10 viajes diarios entre las 9 y las 14 horas, de lunes a viernes". Luego se eso se vuelve a cargar en el mismo Parque O'Higgins.

Orozco agrega que, para poder operar en modo autónomo, el vehículo utiliza varias tecnologías de localización y así después puede seguir las rutas que fueron predefinidas durante su configuración.

Entre ellas están la odometría, que mide los giros de las ruedas y de los ejes para estimar "los cambios en la posición y orientación del vehículo a lo largo del tiempo", y las guías láser, que consisten en ocho sensores Lidar (Laser Imaging Detection and Ranking), que escanean el entorno. Dos de ellos están en el techo, cuatro se ubican en las esquinas del vehículo y dos están en la zona delantera y trasera.

"El software compara, en tiempo real, los resultados del escaneo con un mapa del entorno previamente registrado para ubicar el vehículo en el espacio", explica la arquitecta. "Los cuatro que están en la esquinas son de seguridad y proporcionan una vista de 3600 a su alrededor, a aproximadamente 30 cm del suelo para evitar colisiones con posibles obstáculos, como peatones, animales o vehículos dentro del área de detección predefinida", agrega.

Giancarlo Troni, doctor en ingeniería de la Johns Hopkins University (EE.UU.) y profesor del departamento de Ingeniería Mecánica y Metalúrgica de la UC, detalla que los sensores Lidar "miden cuánto tiempo (nanosegundos) se demora la señal del haz de luz en ir a un objeto y volver. La ventaja es que pueden hacer millones de mediciones por segundo, en varias direcciones, calculando en cada esquina si existe algún obstáculo o persona. Los sensores ubicados en la parte de arriba del vehículo permiten ver obstáculos mas lejanos y los de las esquinas, los más cercanos".

¿Recorrer 8 kilómetros en cuatro horas es un buen rendimiento para un vehículo de estas características? Humberto Verdejo, doctor en ingeniería eléctrica de la U. de Chile y director del Departamento de Ingeniería eléctrica de la U. de Santiago, dice que "para ser un minibús eléctrico autónomo me parece razonable. Es decir, no me parece poco que pueda realizar 10 vueltas durante la mañana, ya que no se puede medir de igual forma que un minibús convencional". Esto, porque se trata de vehículos eléctricos que no van a velocidad crucero, "sino que deben detenerse varias veces a tomar pasajeros, por lo cual su autonomía no se mide en km, sino que en horas".

Según la Ministra de Transportes, Gloria Hutt, la implementación de esta iniciativa "permite promover el desarrollo tecnológico y el conocimiento de nuevas tecnologías de ingeniería en transporte". Los 320.000 dólares ($244.800.000) fueron financiados en gran parte por el Banco Interamericano de Desarrollo, más aportes de particulares hacia Transdev. El proyecto además cuenta con la colaboración de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la U. de Chile y la Municipalidad de Santiago.

Click para comentar