Escribe y presiona enter

On
Hija de René O'Ryan a un año de su muerte
El 29 de diciembre de 2018 el ex instructor de "Pelotón" René O'Ryan falleció producto de un cáncer de esófago e hígado que lo aquejó desde 2016. A un año de su partida, su hija mayor Eileen (23) reconoce que este período sin su padre ha sido difícil. "Pasé por varias etapas: negación, rabia, crisis emocionales. Según yo, la mejor manera de superar un duelo es aceptando el pasado, los errores y perdonándose a uno mismo. Hay que pensar que las cosas siempre pasan por alguna razón y que los cambios traen un aprendizaje", cuenta la joven que vive en Viña del Mar y que acompañó a René en sus últimos días en Santiago.

Este domingo la familia del ex buzo táctico se reunirá para recordarlo. "Harán una misa y seguramente lo visitarán. Yo aún no voy a verlo al cementerio porque no me siento preparada, siento que se me va a partir el alma si voy. Tampoco podré asistir a la misa porque me voy de viaje con mi familia materna a Orlando (Estados Unidos). Tengo claro que va a ser un día súper emotivo", relata Eileen, quien se tituló en pedagogía en educación física en 2018.

-Luego de este año, ¿qué reflexión puede hacer?
-He tenido muchos cambios. Ahora me considero una mejor persona, conmigo misma y con los demás. Estoy aprovechando cada segundo como si fuera el último, sin culpas ni arrepentimientos. Aprendí que estar tranquila y feliz sólo depende de uno mismo. Las cosas negativas hay que convertirlas en positivas.

Una motivación especial

Cuando el miembro de la Armada se enteró de que tenía cáncer cambió su alimentación: dejó el azúcar y la mantequilla por productos más saludables. Esto motivó a su hija a continuar con este estilo de vida. "Después de que mi papá falleció me cuestioné muchas cosas, como mi alimentación. Investigué mucho y ahora soy vegetariana, en transición a ser vegana. Mi objetivo es dejar todo tipo de comida con origen animal. Lo hago por un tema de salud, de maltrato (hacia los animales) y por el medioambiente", asegura Eileen, quien se certificó en todos los cursos de TRX (entrenamiento con cuerdas elásticas) con René O'Ryan.

-A principio de año saltó en paracaídas para homenajear a su papá. ¿Se ha motivado para hacer cosas similares?
-No he hecho nada extremo ni parecido a eso, pero claramente he traspasado otro tipo de barreras personales. Ese salto en paracaídas fue lo que me dio el impulso para hacer otras cosas sin miedo.

-¿Qué proyectos tiene por delante?
-En marzo del próximo año comienzo un diplomado de nutrición integrativa, así que estoy muy feliz. Ahora trabajo como personal trainer a domicilio y en un centro deportivo, en Reñaca, haciendo clases de entrenamiento funcional, siempre usando TRX.

-¿Cómo es su rutina diaria? Debe hacer mucho ejercicio.
-Me levanto todos los días a las 7 u 8 de la mañana, dependiendo de las clases que tenga. Intento entrenar de lunes a sábado, una hora por lo menos. Siempre hay tiempo para hacer actividad física. Algunos fines de semana salgo con mis amigos, no soy tan estricta en ese sentido.

-Tiene hartos seguidores en Instagram (casi 18 mil). ¿Se considera influencer?
-No, para nada. La cantidad de seguidores que tengo es gracias a mi papá. Mi perfil es muy normal, intento mostrar lo que soy realmente. No me interesa ser influencer, pero igual me escriben marcas para que las promocione. Hago el filtro según mis gustos e intereses: comida o productos veganos y tiendas de ropa deportiva.

Click para comentar