Escribe y presiona enter

On
El beneficio de $350.000 brutos puede perderse en un plazo de seis meses
Solo el ministro de Desarrollo Social, Sebastián Sichel, asistió a la comisión de Hacienda donde se discutió el proyecto de Ingreso Mínimo Garantizado. Estaba contemplado que a la sesión llegaran también los ministros de Hacienda, Ignacio Briones, y de Trabajo, María José Zaldívar, pero ambos se excusaron. Antes de que los 12 diputados miembros de la instancia votaran el proyecto manifestaron algunas inquietudes que el mismo ministro Sichel respondió brevemente. Uno de ellos fue el diputado Pablo Lorenzini quien observó un detalle del proyecto que en las comisiones anteriores no se había discutido: "El proyecto dice que a los seis meses, desde que te corresponde el beneficio, si no lo solicitaste, este se pierde. Me parece muy poco el plazo", comentó el parlamentario, a lo que el ministro respondió: "Ese plazo es conversable".

El proyecto del Ejecutivo, con el que se pretende asegurar un ingreso mínimo mensual de $350.000 (brutos) para los trabajadores con contrato y que perciban un sueldo bruto igual o superior a $301.000 e inferior a $370.000, plantea en uno de sus artículos que el plazo para el cobro del subsidio será de hasta seis meses contados desde la emisión del pago que se debería concretar a través de la cuenta Rut del beneficiario o con retiro en algún banco. En el proyecto se precisa que "se entenderá que renuncian a la mensualidad respectiva, aquellos beneficiarios que no lo cobren dentro del plazo antes referido". "¿Qué pasa si la persona, está enferma, fuera del país o tuvo un problema y no puedo cobrarlo?, me parece muy acotado el tiempo", comentó Lorenzini. Este martes el proyecto se vota en la misma comisión y, de ser aprobado, pasa a la sala de la Cámara de Diputados para ser discutido.

Click para comentar