Escribe y presiona enter

Analistas explican por qué la PDI es la institución mejor evaluada del país

On
Analistas explican por qué la PDI es la institución mejor evaluada del país
El estallido social ha sido un mazazo de tal envergadura, que parece haber dividido la historia reciente en un antes y un después.

Por ejemplo, según la encuesta Cadem, antes del estallido, específicamente en octubre de este año, el ranking de las instituciones mejor evaluadas estaba encabezada por la PDI con un 80% de aprobación, seguida por la Armada (66%), la Fuerza Aérea (65%), Carabineros (61 %), Banco Central (58%) y el Ejército (54%).

Después del estallido, más en concreto, según la encuesta de diciembre de Cadem dada a conocer esta semana, la PDI sigue en el primer lugar, pero ahora con el 57% de las preferencias, seguida por la Armada (51 %), la Fuerza Aérea (50%) y el Ejército (43%). Mucho más atrás están los partidos políticos y las demás instituciones políticas.

Algunos puestos del ranking han variado y las cifras, en general, han caído, pero algo sigue intacto: el primer lugar de aprobación, que sigue perteneciéndole a la PDI. ¿Por qué?

Roberto lzikson, gerente de Asuntos Públicos de Cadem, opina que, "gracias a un proceso de modernización que lleva varios años", la PDI es percibida ahora como "una institución altamente profesionalizada", y que se asocia a "la investigación y solución de casos".

Claudio Fuentes, doctor en Ciencia Política en la Universidad de Carolina del Norte (Chapel Hill) y académico de la UDP, coincide con lzikson en cuanto a que la PDI "ha logrado, comunicacionalmente, ser percibida como una policía científica, investigativa, lo que da más confianza". Pero su aprobación se debe también al hecho de que su función no es preventiva. "La PDI no tiene una función directa con la ciudadanía, está menos expuesta", argumenta.

En el mismo sentido, agrega el sociólogo Matías Bargsted, doctor en Ciencias Políticas de la Universidad de Michigan, y académico de la UC, "la gente suele evaluar bien a las instituciones por defecto, a menos que algo diga lo contrario". Y dado que la PDI "no ha estado metida en escándalos y ha estado más bien quitadita de bulla", se le aplica "el beneficio de la duda".

"A las instituciones les viene mal la controversia", dice. "Para las instituciones, meterse en polémicas suele tener efectos de descrédito, porque es visto como un síntoma de que se están defendiendo intereses propios en vez de cumplir su misión".

De todas maneras, explica lzikson, la PDI bajó dramáticamente sus niveles de aprobación, del 80% a un 57%, pero que esta baja no debiera durar mucho. Por un natural efecto de rebote.

"Sobre todo las fuerzas armadas, en períodos de crisis, tienden a caer muy rápido sus niveles de aprobación, pero luego, con el tiempo, empiezan a mejorar, porque tienen una relación histórica muy profunda con los chilenos", asegura. "Es posible que la PDI, en la medida que vayamos dejando atrás esta crisis, en que bajen los niveles de violencia, y en la medida también que dé cuenta de la detención de individuos que hayan liderado ciertos episodios de violencia extrema, puede volver a sus mejores niveles de aprobación".

El jefe nacional de Asuntos Públicos de la PDI, prefecto Cristian Meneses, en la misma línea, sostiene que parte de la aprobación ciudadana a su institución se debe al trabajo realizado por la policía durante la crisis. Meneses enumera: "Desde el 18 de octubre hemos logrando 15 mil reportes de la gente a través de los whatsapp que hemos habilitado para las denuncias, lo que da cuenta de la confianza en nuestro trabajo. Hemos iniciado 2.500 procesos investigativos asociados a la contingencia, tenemos más de 5.000 detenidos, más de la mitad de ellos por robo y receptación, hemos incautado 232 vehículos involucrados en saqueos avaluados en más de mil millones de pesos y hemos recuperado más de 2 mil millones de pesos en especies saqueadas".

Click para comentar