Escribe y presiona enter

On
Rueda Si vengo a trabajar y no hay fútbol, me tengo que ir
Una señora con su nieto, de 7 años, permaneció estoica, a pleno sol, en la puerta de Juan Pinto Durán, por avenida Las Torres. Su firme intención era conseguir autógrafos. No sabía ni, al parecer, tampoco le importaba que los jugadores hubieran decidido no jugar contra Perú, el próximo 19 de noviembre en Lima. O lo que pudiera decir Reinaldo Rueda al respecto, quien deslizó, más tarde, la posibilidad de alejarse de la Roja.

Lo importante para ella fue que, gracias a su insistencia, Mauricio Isla bajara el vidrio de su auto y le trazara una firma en una hoja de matemáticas. "Mauricio, Mauricio, ¿es verdad que no van a jugar contra Perú?", le gritó un reportero, pero el lateral del Fenerbahce turco no respondió. La señora festejó con su nieto.

Pasadas las 13 horas, mientras un hincha, conocido como Chupallita, se encaramaba peligrosamente por la pandereta para tratar de observar mejor a sus ídolos, la ANFP rompió con el misterio, por intermedio de un comunicado. Los jugadores se habían reunido, después del entrenamiento, para debatir sobre la conveniencia de jugar. Charles Aránguiz lo había adelantado el martes a su llegada al país. El volante de Bayer Leverkusen estaba por no jugar y así no más fue. "La decisión fue adoptada por el plantel tras una reunión realizada esta mañana en el Complejo Juan Pinto Durán. El seleccionador nacional Reinaldo Rueda liberó de manera inmediata a todos los futbolistas, quienes desde este momento quedan a disposición de sus respectivos clubes. La Federación de Fútbol de Chile ya le comunicó la situación a su par de Perú", informó la ANFP.

Pasaron pocos minutos para que Arturo Vidal y Gary Medel pusieran en sus cuentas de Instagram misma declaración: "A toda la opinión pública, especialmente a los hinchas. Como equipo hemos tomado la decisión de no jugar el partido amistoso pactado con Perú, en atención al momento social que vive nuestro país. Somos jugadores de fútbol, pero ante todo personas y ciudadanos. Sabemos que representamos a un país completo y hoy Chile tiene otras prioridades mucho más importantes que el juego del próximo martes. Hay un partido más importante que es el de la igualdad, el de cambiar muchas cosas para que todos los chilenos vivan en un país más justo. Apoyamos las manifestaciones, pero sin violencia y sin heridos, tanto del lado de los manifestantes como de las fuerzas de orden. Chile necesita paz, pero tampoco que se olviden las demandas que originaron este movimiento".

El entrenador Reinaldo Rueda respaldó a sus jugadores, pero su rostro era de decepción cuando enfrentó a los medios, en una conferencia de prensa, a las cuatro de la tarde. "Los jugadores llegaron con disposición, se reunieron, aunaron criterios y fue por solidaridad de la causa social del país no viajar y no hacer presencia. Es una muestra de solidaridad, respetable", explicó.

Después subió el tono al comentar lo que puede pasar si no se reactiva el fútbol, en el corto plazo: "No juega ni la Selección ni la liga, los plazos frente a Conmebol para las copas, si vengo a trabajar y no hay fútbol, me tengo que ir".

No todos en el ambiente del fútbol estuvieron a favor de la decisión de los cracks de no viajar a Perú: "Deberían haberse negado hace 15 días, ¿o vienen a h... un par de días a Chile?" , declaró Patricio Yáñez, en Radio Agricultura. "Si tuviésemos un presidente empoderado o un entrenador empoderado, esto no sucedería, esta no puede ser una decisión de los jugadores el representar a Chile", agregó.

"Yo habría apoyado viajar" porque "existen más formas de hacerse notar, con pancartas, con gorros o qué se yo", dijo Johnny Herrera, arquero de la Universidad de Chile.

"Nos ocasiona un malestar. Primero, nos avisan que adelantarán su viaje. Nosotros ya conseguimos la cancha de entrenamiento. Es inconcebible, no entendemos nada", declaró Juan Carlos Oblitas, director deportivo de la Federación Peruana de Fútbol (FPF) al diario "Depor".

Click para comentar