Escribe y presiona enter

On
Roberto Cox y los cambios en CHV Noticias No me siento cómodo
El lunes 18, Roberto Cox apareció en "CHV Noticias". Ya no como conductor —la última vez que leyó las noticias fue el 16 de octubre- sino como el realizador del reportaje "Familias de muertos por agentes del estado piden justicia".

El rol del periodista, que debutó como compañero en el noticiario de Macarena Pizarro el 5 de agosto pasado- cambió después del estallido social del 18 de octubre. Cox lo resume así: "Por la alianza entre Chilevisión y CNN, en que se decidió hacer un noticiario conjunto y a la misma hora, CNN pasó a tener más protagonismo en la línea editorial y se optó porque Daniel Matamala asumiera la conducción de ese espacio con Macarena Pizarro. Por eso yo no volví a aparecer en la conducción"

-¿Es una decisión definitiva?
-No se sabe si será algo permanente o temporal, pero mientras siga en este formato yo no voy a volver a "CHV Noticias".

Antes de reaparecer en el noticiario de CHV haciendo reportajes, Cox estuvo en Argentina cubriendo las elecciones presidenciales (27 de octubre). "Yo les pedí a mis jefes ir. Como viví allá es como mi hábitat natural", dice. Según cuenta, a su regreso "me reuní con mis jefes. Daniel (Matamala) ya estaba leyendo las noticias en el central y a mí me pidieron que me integrara al área de reportajes (el sábado 9 presentó el primero sobre el Hospital Sótero del Río). No me dijeron hasta cuándo estaremos en esta situación".

-¿Qué le parece este nuevo escenario?
-Me encanta el área reportajes, estuve 15 años trabajando en eso y creo que es donde más puedo desarrollar mis habilidades periodísticas. Este nuevo escenario es inesperado. Han cambiado muchas cosas en Chile y así como este estallido nos tomó por sorpresa a todos creo que de nada sirve perder la calma y la paciencia. Creo que existe la voluntad que yo siga trabajando en CHV y yo me pondré plazos para analizar si este nuevo escenario me conviene y si estoy contento. Si de aquí a un mes veo cosas que no me gustan veré qué hago.

-¿Se siente cómodo?
-No me siento cómodo, para nada. Yo estaba viviendo en Barcelona, hacía reportajes para Canal 13 y estaba feliz en Europa. Volví a Chile, estaba conduciendo un noticiario y ver que de repente ya no lo estás conduciendo más te lleva a replantearte muchas cosas.

-¿Ha hablado con algún compañero sobre este cambio?
-Ningún rostro de las noticias se ha acercado a hablar de mi situación y creo que no va a pasar, porque la tele tiene otra dinámica. Ahora con la mayoría de ellos no coincidimos en el horario y tampoco tendrían por qué preocuparse de algo que no les corresponde.

Twiter privado
El sábado 19 de octubre, al día siguiente del estallido social, el periodista vivió un momento complicado mientras reporteaba en la Plaza Ñuñoa. "Nos agredieron entre 20 y 30 personas en un momento muy álgido de las protestas, donde la prensa era una de las más criticadas por la gente. Como conductor del noticiario la gente me reconoció de inmediato y pasó lo que pasó. Después de eso no he vuelto a tener problemas, así que me quedo con la buena onda que recibo a diario. No me voy a amargar por algo que pasó una vez", dice él.

-¿Por qué puso privada su cuenta de Twitter?
-Eso fue en agosto. Estaba recibiendo muchos insultos gratuitos e injustificados. Corté por lo sano y preferí ahorrarme tanta mala onda. Twitter es una red muy agresiva, donde mucha gente se ampara en el anonimato para atacar. Twitter tampoco es un termómetro real de lo que piensa la gente. Si yo me dejara guiar por lo que se lee ahí no podría salir a la calle. En Twitter hay mucha noticia falsa, mucho cliché político.

-¿Por qué cree que se generó mala onda contra usted?
-En Twitter me han tratado de facho, zorrón, apitutado, homofóbico, machista. Apelativos que creo no poseer. Han sido injustos, pero no puedo hacer nada.

-Aclaremos mitos. ¿Es de derecha?
-Me dicen facho y anoche (lunes) salí con un reportaje sobre los muertos que se le imputan al Ejército y Carabineros. Si investigas mi trabajo en TV no vas a encontrar ningún detalle que diga cuál es mi pensamiento político. Y no lo voy a hacer porque no pretendo ser un líder de opinión. Además, no me siento identificado con ninguna tendencia. La vida no se rige por blanco o negro. Ni por derecha o izquierda. A mí me preocupa Chile.

-¿Por qué?
-Por el nivel de violencia que hay en las calles entre gente de uno y otro sector. Viví en Argentina durante ocho años y fui testigo de lo que ellos llaman La grieta: cómo la sociedad se quebró entre los kirchneristas y los anti kirchneristas. Vi cómo familias y amigos se dejaron de hablar por estar en bandos políticos diferentes. En Chile está pasando a pasos agigantados. Mira cómo nos hemos polarizado en un mes.

-¿Ha visto peleas en su entorno?
-He visto gente que se sale de grupos de WhatsApp por diferencias políticas. Cuando vivía en Barcelona y me preguntaban por qué no vivía en Chile siempre decía que no me gusta lo arribista y clasista que es la sociedad. Me molesta que tu suerte esté determinada por el lugar donde naciste y creciste. La desigualdad siempre me molestó y alejó de Chile. Yo espero que podamos vivir con un poco más de igualdad, porque el clasismo está en nuestro ADN.

Click para comentar