Escribe y presiona enter

On
Guía con 20 alimentos que su perro debe evitar comer porque le hacen mal
"El perro era un carnívoro, hoy día está omnívoro, e ser humano lo ha ido transformando, dice el neurólogo veterinario Marcos Vásquez, académico de la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad Mayor.

"En la actualidad, el perro de zonas urbanas consume alimentos destruidos, pellets, es como si todos los días comiera arroz con pollo y si de repente cambia el alimento, lo más probable es que termine con un problema digestivo. Por ejemplo, si le doy naranja puede tener gastritis".

Cuenta que con el pellets se intenta imitar el pasado carnívoro del perro: "El perro se comía un conejo, por ejemplo, engullía la carne, la piel las articulaciones, ligamentos, tendones, sangre y el pellets equipara a toda esa proteína carnea".

El neurólogo es contrario a la ingesta de alimentos altos en carbohidratos: tallarines y papas. "Son ricos en almidón y la capacidad del perro para digerir el almidón es limitada. La papa se debe dar de vez en cuando y cocida".

Comenta que "todo depende, además, de la cantidad que consuma el animal, pero es mejor mantenerlo alejado de los alimentos que el puedan causar problemas".

¿Dar un huevo crudo?

"No hay razón para dar un huevo crudo a un animal sano, debe ser cocido. Distinto es cuanto está enfermo, tiene baja de proteínas, sí lo recomendamos como dieta", acota el veterinario.

Aconseja "no dar carne asada a la parrilla ni frita por el compuesto orgánico acrilamida. "Por eso todo lo que se le dé a la mascota debe ser cocido al agua o la plancha".

Respecto de la sal, al igual que en los seres humanos, "hay mascotas con problemas renales y es un veneno, pero es mejor entregar un alimento preparado que viene con la dosis justa", anexa el neurólogo veterinario.

"La sal en altas cantidades es muy tóxica. La dosis máxima para un perro es de aproximadamente 4gr/kg. Hay que considerar que el organismo nivela los niveles de sal (NaCl) con los niveles de agua, por lo tanto un aumento de sal o disminución de agua puede afectar al animal de igual manera. Es importante asegurar la ingesta de agua fresca siempre", acota Paola Mujica, académica de Medicina Veterinaria de la Universidad de Las Américas (Udla).

Tema huesos

"Los huesos tienen distintas características de tamaño y pueden ser crudos o cocidos. No se recomienda entregar huesos que los perros pueden tragarse por completo, especialmente en el caso de los perros más voraces. Existen algunos tipos de huesos que su pueden triturar y son aptos para e consumo. Dependerá del tamaño, nivel de ansiedad y otras factores que deben ser analizados por un médico veterinario", detalla Mujica.

Si le va a dar un hueso a su mascota considere que el debe ser más largo que el hocico del perro. Los veterinarios coinciden en que hay que evitar dar alimentos como premio, menos embutidos que son altos en grasas, aceites y sal.

Click para comentar