Escribe y presiona enter

On
Esta máquina la elimina de raíz
Hay gente que tiene razones para detestar el verano: apenas sube la temperatura, cada movimiento les genera verdaderas pozas en el cuerpo, que se vuelven evidentes con feas manchas en blusas y camisas.

Si usted sufre de exceso de sudoración debiera hacerse las siguientes preguntas básicas: ¿Interfiere con su diario Vivir? ¿Afecta su calidad de vida? ¿Le da vergüenza? ¿Ha dejado actividades de lado por esta situación?

Si la respuesta es un sí general, hay una solución drástica. Pero tenga en cuenta que puede costar $1.200.000 (y no es reembolsable por la isapre).

El Programa de Sudoración e Hiperhidrosis de la Clínica Universidad de los Andes acaba de adquirir una moderna máquina que sirve para eliminar el sudor axilar; se llama MiraDry y es un sistema con pinta de purificador de aire con pantalla y un aplicador similar a un secador de pelo.

¿Cómo funciona? El aparato genera microondas electromagnéticas que atacan la zona donde la piel se une con la grasa subcutánea, que es donde se ubican las glándulas sudoríparas. "Como son diferentes densidades del tejido, esta onda vibra más en esa zona y ahí se concentra el calor generado por la máquina, que tiene un sistema que aplica frío en la zona superficial de la piel", explica el doctor José Miguel Clavero, cirujano de tórax y encargado del programa.

Ese calor intenso destruye varias de las miles de glándulas que se ubican en la zona de la axila. "Este tratamiento funciona en casos de sudoración excesiva y un poco menos, en un 70%, en gente que sufre de hiperhidrosis, que es la que suda día y noche", explica.

El tratamiento se aplica en una sola sesión que puede durar entre una y dos horas; es ambulatorio y requiere de anestesia local. Eso sí, aclara el especialista, solo sirve para la alta sudoración axilar (no de otras zonas del cuerpo).

-Doctor, ¿esta es una solución permanente?
-Generalmente es permanente, aunque hay gente a la que con el tiempo le puede volver un poco. Ahí no hay otra alternativa que hacer otra sesión.

-¿Qué hay del olor?
-La gente que suda mucho puede crear una mayor proliferación bacteriana y, por lo tanto, tener mal olor. Hay dos tipos de glándulas sudoríparas: están las que dan la calidad líquida (las sudoríparas ecrinas) y otras que entregan la cualidad del olor (apocrinas). Son diferentes tipos. Pero al haber menos líquido, este tratamiento ayuda. La gente que solía utilizar un desodorante muy poderoso luego termina ocupando uno mucho más suave.

Caso de éxito

Joselyn Campos fue una de las primeras pacientes en experimentar con esta tecnología. Cuenta que la sensación, cuando pasa el efecto de la anestesia, es lo más parecido a cuando uno sufre una insolación en la playa, solo que en las axilas. "Me dolió un poco hasta el segundo día, pero el mismo día noté que había funcionado. Ha sido una excelente experiencia porque los veranos eran terribles, todo me hacía sudar", cuenta.

Millones de glándulas

Sudar es normal. De hecho, es la forma con la que el cuerpo humano disipa el calor. "Hay gente que transpira muy poco y otra que lo hace más, pero que sigue siendo normal. Esto, porque lo hace en respuesta a estímulos normales. Eso no es peligroso, sino que es sudoración excesiva. La gente que tiene hiperhidrosis, por lo general, al menos una vez a la semana tiene episodios en los que suda día y noche, sea invierno o verano. Y eso no tiene una causa conocida", explica el doctor Clavero.

Dependiendo de la zona en que se produzca esta hipersudoración hay distintos tratamientos, detalla el especialista: "Para las axilas se pueden utilizar cremas medicamentos o la inyección de botox, que bloquea el nervio cuando va llegando a a glándula sudorípara. También están MiraDry y una cirugía llamada simpatectomía, que consiste en extirpar un trozo del nervio simpático, que es el que da la orden de sudar a las glándulas. Para las manos hay muy pocas alternativas: la cirugía algunas cremas. Para la zona cráneo facial también hay muy pocas alternativas, como cirugía y algunas cremas. Pero cuando es difusa, o sea en todos lados, ahí I cirugía no es buena. En ese caso, puede aumentar la transpiración en otros lados. Por eso es importante conversar y discutir las alternativas reales con el paciente".

Cloruro de aluminio

Elena Ortiz es dermatóloga de la Sociedad Chilena de Dermatología y comparte algunos tips en su cuenta en Instagram (@yoskincl). En casos de sudoración excesiva, su consejo es visitar a un especialista para eliminar cualquier sospecha de problemas con la tiroides. Dicho eso, explica que hay alternativas que se venden en la farmacia para casos leves de sudoración en axilas, palmas de las manos, pies y espalda. "Lo ideal es que tengan cloruro de aluminio, que inhibe la producción de las glándulas. Está el Xerac AC ($17.990) que tiene 6,25% de cloruro; el Drysol ($26.990), que tiene 20%, y Perspirex. Vienen en formato roll on, porque son soluciones líquidas. Se aplican de noche y en cantidades muy específicas", advierte.

Click para comentar