Escribe y presiona enter

On
sepa cuál es el trago para usted en estas fiestas
La comida para celíacos, hipertensos y diabéticos está restringida. Pero, ¿cómo va a ser posible que uno no pueda tomarse un par de traguitos durante las festividades patrias? Los Chilenos con alguna de estas tres patologías pueden darse un permiso y hacer salud un par de veces ¡Ojo! No es todo los días ni es para amancerse pegado a la copa o al vaso. Pero vale la pena buscar en la lista que sale en esta página para tener claro qué tomar y qué no. Tome nota:

No beba con el estómago vacio.

"Un principio que deben tener en cuenta los diabéticos es no beber con la guatita vacía. Ese trago en el aperitivo, antes de sentarse a comer, puede desencadenar una hipoglicemia que terminara en un bajón de azúcar violento", comenta Gonzalo Ruiz-Esquide, diabetólogo de Clínica Santa María. "Además de no sobrepasarse con dos copas, de preferencia alcoholes fermentados y poner atención, por ejemplo, con lo que está al lado de un schop, que nunca son palitos de apio, sino la típica chorrillana".

Pocas copitas al día.

El doctor explica que pueden ingerir champaña, cerveza o vino, no más de dos copas. "Hay que tomar en cuenta la graduación alcohólica. Puede tomar una copa de vino de 12 grados y de 100cc que equivale a ingerir una lata de cerveza de 4 grados y de 300 cc", precisa Ruiz-Esquide.

Cero cerveza para un celiaco.

El nutriólogo Jean Camousseigt, especialista en celiacos de Clínica Dávila, advierte que "nada de cerveza para ellos. Estos productos son fabricados con cebada o trigo. Los celiacos pueden brindar con cerveza de arroz y maíz, que es re mala pero no tendrán consecuencias en su salud". "Lo crítico es el gluten en la cerveza, por lo mismo deben tener cuidado con el terremoto porque hay algunos helados de piña con espesantes que tienen gluten. Lo mismo con el whisky que puede tener trazas de la proteína".

¿Hipertenso?

No al vino y sí al buen whisky. Hernán Zárate, cardiólogo de Centros de Salud Vidalntegra asegura que "más del 50% de las personas que sufren de hipertensión tienen obesidad. Para ellos no es recomendable que tomen alcohol porque podrían aumentar de peso. El vino, por ejemplo, no es recomendable porque es calórico y aumenta el volumen del abdomen. Recuerde que la grasa del abdomen genera sustancias que elevan la presión arterial. Un hipertenso puede consumir otro tipo de tragos pero con moderación. Puede llenar su vaso con cerveza, espumante o champaña. Pero no más de un vaso de 100 cc".

Owen Prospert, médico cirujano de Clínica Los Leones aporta que "el vino es un líquido hipertensivo, por ende mejor para este tipo de personas es tomar whisky que ayuda a la hipotensión".

La ingeniera en alimentos, investigadora y académica de Facultad de Salud de la Universidad Central Claudia Narbona coincide: "No es un tema de restricción, sino de cantidad y patología. Por ejemplo, un trago de whisky, un destilado con altos niveles de azúcar, no es apto para diabéticos, tampoco un jote porque es vino con bebida cola que también tiene azúcar. Sí pueden tomar un vaso de cerveza. Este trago no puede tomarlo un celíaco".
sepa cuál es el trago para usted en estas fiestas

Click para comentar