Escribe y presiona enter

On
Iván Cabrera
Iván Cabrera (36), rostro televisivo de desaparecidos espacios de TV como "Rojo" y "Yingo", llegó este lunes sonriente y energético hasta "Mucho gusto" (Mega): lo hizo en su calidad de instructor de esa disciplina fitness conocida como zumba. Dos días antes, en "La divina comida" (CHV), su imagen tuvo más matices: incluso lloró en pantalla dos veces.

"Fueron más de dos fuera de cámara", reconoce Cabrera, además de bailarín, exponente de Jiu-jitsu brasilero y animador de eventos. "Siempre he sido sensible y bueno para llorar, no tengo problemas con eso", sigue él, confesando que películas como "Marley y yo" lo hacen quebrarse.

En el programa de CHV, Cabrera compartió entre otros con el empresario Luis "Conejo" Martínez, quien habló del sindrome de Kabuki que sufre su hijo (que le impedía comunicarse de forma óptima) y respecto a su quiebre matrimonial. "Como soy padre, su historia me tocó ese lado y me puse a llorar altiro", dice Iván, quien luego de 8 años de relación con la modelo venezolana Tiffany Magrini terminó en abril su matrimonio, que dejó dos hijos.

"Yo viví hace poco la separación, entonces las palabras que Conejo dijo sobre fallarle a sus hijos por el quiebre que tuvo con su esposa, me llegaron muy fuerte", comenta Cabrera. "Empaticé mucho con lo que dijo, pensé en mis hijos... y cómo mis hijos son lo más importante que tengo en la vida", suma.

¿Cómo está su vida?
Estoy adecuándome en esta nueva vida en algo que nunca pensaba que sucedería. Ya son 6 meses de la separación y ya al verme en esto, hay que poner e más ganas... Ahora mismo vivo solo, muy enfocado en mis hijos y mi trabajo. Gracias a Dios tengo mucha pega. Yo animo eventos de empresas, hago shows de bailes, hago zumba y hago shows en discotecas.

Click para comentar