Escribe y presiona enter

On
Karen Bejarano viajó por primera vez sola se fue a estudiar a Irlanda
A sus 34 años, una de las cosas que tenía pendiente Karen Bejarano era viajar sola. Nunca lo había hecho. La oportunidad llegó hace una semana cuando tomó una avión rumbo a Irlanda, donde estará por cinco semanas estudiando inglés en Seda College, en el centro de Dublín.

En la semana que lleva allá, Karen cuenta que se ha adaptado bien al lugar y, sobre todo, al idioma. "Yo tenía una base de inglés, pero lo básico que nos enseñan en el colegio en Chile. Igual he viajado con Juan Pedro (su marido) y he aprendido a manejar lo básico, pero quería perfeccionarme para mi carrera de comunicadora y cantante".

Las clases se imparten en una oficina en el centro de la ciudad. Hasta ahí, Karen, relata que "me voy caminando. Son como 2 kilómetros, pero es exquisito caminar acá. Me ubico súper bien pese al poco tiempo que llevo".

Una cosa que ha sido fundamental para que a cantante fluya con el inglés irlandés es convivir con gente de otros países: "Me estoy quedando en una casa en el barrio Dublín 7 (barrio residencial) donde vivo con dos coreanos, tres japonesas, dos italianas y una brasileña".

¿Cómo se entienden?
Jajajá, con puro inglés. Es la única forma y ha funcionado súper bien. Nos llevamos muy bien todos.

¿Qué tal es donde vives?
Es una casa de siete habitaciones que se reparte en habitaciones compartidas y otras para una sola. Yo estoy en una sola en el segundo piso, tengo baño para mí y una ventana gigante que da a la calle. La casa está equipada con lavadora, secadora y hay tres refrigeradores para que todos pongan su comida. Además está cerca de todo.

¿Cómo son las clases?
Tengo clases de lunes a viernes de 9 de la mañana a 12:30. En la escuela está prohibido hablar español. De hecho, tengo dos compañeros hondureños con los que no podemos hablar en español. En las tardes hay distintas clases optativas de gramática, conversación e inglés para negocios.

Pero no todo es estudio para Bejarano, también ha salido de paseo y a conocer algunos bares típicos de la ciudad. "En paseos más turísticos fui a los cliffs (acantilados) de Moher, Galway (una ciudad puerto en la costa este de Irlanda) , Doolin y visité el Bunratty Castle. El otro día fuimos a un lugar llamado Church y era una iglesia que a restauraron para transformarla en restaurante: súper lindo".

Se escucha fascinada.
La decisión de venir fue difícil. Mi marido me dio el empujoncito porque yo tenía ganas, pero nunca había viajado sola, menos a un país que no conocía. Ahora estoy re feliz, además acá a gente acá es súper cálida, todos son muy amorosos, yo pensaba lo contrario.

Esta última percepción que apunta Karen es lo que, según Nicholas O'Connor (27), irlandés avecindado en Chile hace cuatro años y medio, hace que ese país sea óptimo para los chilenos.

"Somos bien parecidos con los chilenos. En el humor tenemos os mismos chistes. La onda, la gente es similar. Por ejemplo, cuando me vine a Chile me llevaba mejor con los chilenos que con otros alumnos. Otro punto en común es que somos buenos para tomar, jajajá".

Karen creía que eran más fríos... 
Nos meten a todos en el mismo saco con los del norte de Europa. Los alemanes, los suecos, los noruegos yo diría que son más frios, nosotros somos más calidos.

Click para comentar