-->

Escribe y presiona enter

Quitar mal olor a las zapatillas con bolsas de té negro

On
Si sus zapatillas huelen a los mil demonios, no se preocupe porque la inglesa Lynssey Crombie, apodada en su país "Queen of Clean", publicó en su cuenta de Instagram la solución al tema: "Coloque unas cuantas bolsas de té al interior de los zapatos para combatir el aroma que es una mezcla de calor y bacterias", recomienda Crombie, Cleaning Blogger, Brand Ambassador, Marketing Influencer, con 150 mil seguidores. 

Té con olor a menta 

"Es un viejo truco, pero funciona", ha dicho a sus seguidores que no paran de agradecerle. Consultada por la cantidad de bolsas y el tiempo que deben estar dentro de los zapatos, comenta desde Peterborough, ciudad situada a 118 kilómetros al norte de Londres, que "si huelen muy mal, hay que usar tres bolsas en cada par y lo ideal es dejarlas durante toda la noche. El secreto aquí es que las bolsas de té son muy absorbentes y chupan los olores y ayudan a matar las bacterias .Todas las bolsas de té funcionan, incluso las que contienen hierbas", sugiere Crombie y menciona la menta. 

Pueden usarse, además, con Otras plantas que tienen propiedades aromáticas como manzanilla, tomillo, canela o con frutas de agradable olor como limón o naranja. (Más usos de las bolsas del té aquí ).
Quitar mal olor a las zapatillas con bolsas de té negro
Eliminan la humedad 

El químico Claudio Villota, docente del departamento de Ciencias Químicas y Biológicas de la UBO, recuerda que el mal olor está relacionado con la humedad porque en ese ambiente surgen bacterias y hongos. Y el té contiene un efectivo agente antimicrobiano: los polifenoles. "Los microorganismos necesitan condiciones adecuadas para su multiplicación y algunas de estas condiciones son la temperatura y una alta humedad". Da otro dato: "Los estudios muestran que algunos polifenoles son estables entre un rango que va desde -20° C a 150°C. por lo tanto su actividad antimicrobiana debería mantenerse constante, aun cuando la bolsa de té haya sido utilizada". Aporta, además, que "la capacidad del té para actuar como antimicrobiano va a depender del porcentaje del producto que cada bolsa contenga, las variedades y marcas". 

Ojo, pueden usarse bolsas de té nuevas o usadas, aunque la característica principal es que estén bien secas. "Para usar en las zapatillas, las bolsas de té, aunque se hayan usado, deben secarse previamente", estima el profesor de química Óscar Salinas de la Facultad de Educación de la Universidad Central. "La bolsa de té en las zapatillas actúa como un absorbente de humedad y, por ende, resulta", estima. Lo que se pretende es sacar la humedad, que es la que permite la proliferación del hongo que está relacionado con el Olor. Con las bolsas de té se elimina la humedad y no hay espacio para que los hongos se multipliquen". Polifenoles El químico Villota explica más sobre los polifenoles: "El té, como un producto de origen vegetal, posee unos compuestos denominados polifenoles. Estos son utilizados por las plantas con fines defensivos (ante situaciones de estrés). 

Estos polifenoles (grupo de sustan- cias químicas encontradas en plan- tas) han demostrado poseer actividad antimicrobiana y por lo tanto, si consideramos que los microorganismos son los principales causantes del mal olor, entonces el té ayuda a combatir el mal olor". "Existen diversas publicaciones científicas que han evaluado las capacidades anti-bacterianas del té negro y té verde", agrega Susan.

Bueno, investigadora del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia, IMII y académica de la Pontificia Universidad Católica. "Estos estudios muestran que un componente presente en las hojas de té, denominados polifenoles, son los que poseen actividad antimicrobiana sobre varios tipos de microorganismos como Staphylo- COCCIJS aureus y Escherichia coli. Hay que considerar que la cantidad de estos polifenoles presentes en el té es muy baja y por lo tanto no puede considerarse (ni menos usarse) como un antibiótico. Sin embargo, es posible que esas moléculas presentes en las bolsas de té tengan algún efecto sobre los microorganismos presentes en zapatos y ropa que generan mal olor", precisa Bueno y acota que "no ha sido aún demostrado científicamente".

Click para comentar