Escribe y presiona enter

On
Sao Paulo.- Minuto 37. Paulo Dybala envía un pase largo al área, Lionel Messi intenta llegar pero no alcanza porque Gary Medel cubre muy bien e balón. La pelota se va por el fondo de la cancha, el argentino le pega un empujón al chileno con la mano izquierda mientras va aún en carrera. El Pitbul frena, se da vuelta y o encara, por supuesto. Ambos chocan, primero hombro con hombro, pero Gary lo lleva a otro nivel: lo golpea de frente y arremete con cuatro pechazos. "Son cosas del fútbol, que se quedan dentro del campo, el árbitro se manejó súper mal. Era amarilla para los dos", dijo Gary, tras el partido. Messi, ya en el cuarto empujón, abrió los brazos como dejando claro que el agredido era él. Gonzalo Jara tomó de la cintura al trasandino y Gabriel Arias trató de agarrar a Gary. Mario Díaz de Vivar, el árbitro de 35 años con menos experiencia en el torneo, les mostró a roja de inmediato. Dos minutos antes, el Pitbull había llegado bien a un cruce con la Pulga. 
Detalles del encuentro Medel vs Messi
La cosa no terminó ahí. Hasta que Gary se fue a camarines pasaron 4 minutos y 15 segundos. Un gran enredo en el área chilena, con jugadores separando y pidiéndole al juez que no los expulsara. Y más peleas. Luego de ver la cartulina roja, Gary le gritó de todo a Messi en la cara, aunque Beausejour lo tenía agarrado. Después se trabó con el defensa Germán Pezzella. No paró nunca de reclamarle al árbitro. El Pitbull estaba tostado desde hace un buen rato con el juez paraguayo. En realidad, todo se intensificó con el primer gol de Argentina, al minuto 12, por Sergio Agüero. 'No es foul , aparte le saca amarilla a Beausejour. 

Luego estamos reclamando cinco jugadores y él dice que esperemos el pito y luego Argentina juega y cobra gol. Entonces te saca un poco del partido todo eso", argumentó Medel, antes de subirse al bus. "Él juega siempre al límite y más de una vez pasa por estas situaciones en los partidos", dijo Messi sobre Gary. Al final, Medel le pasó la jineta de capitán a Jean Beausejour, aunque él no quería. Lo buscó porque era su último partido con la Selección. En el camino, Vidal le dio la mano y luego el King repitió el gesto con Messi. "No daba para expulsión, ni para Messi ni para Medel, quien tampoco lo toca. Dos pechazos no dan para algo tan grave, menos si tienen el VAR", dijo el Rey Arturo. Gary no le bastó con la pelea en la cancha y en su camino al vestuario le gritó algo a la banca argentina. El técnico trasandino Lionel Scaloni lo miró y Pablo Aimar, su ayudante y ex jugador, se enfureció y le levantó un brazo. "Después nos pusimos a ver los videos y (Leo Messi) no hizo absolutamente nada. Él solamente recibió los empujones del jugador chileno. Es injusto", dijo Paulo Dyba, autor del segundo gol (el 2-1 fue anotación de penal de Vidal), quien agregó que "para el árbitro expulsar a Messi tiene un plus". 

A las 18.10, con el partido terminado, Gary volvió al campo, de chaqueta y acompañado por Igor Lichnovsky, a recibir su medalla. Mucho más calmado, echó la talla incluso con un argentino de cuerpo técnico. Messi, en cambio, no recibió su medalla. "Mucha bronca porque creo que no merecía roja", dijo después. "Está en su derecho. Vi el partido con Brasil y es normal que esté enojado con las decisiones que se tomaron en esta Copa América", subrayó Medel, ya nuevamente en estado zen. Cuando abandonaba el estadio, Gary otra vez se enfureció. Recibio insultos de los hinchas argentinos desde la tribuna y en respuesta, les tiró el chicle que masticaba. 'No había seguridad. Estaban tirando cosas", reclamó después.

Click para comentar