-->

Escribe y presiona enter

Un problema grande: todo esto pasa cuando un auto bota un poste de luz

On
todo esto pasa cuando un auto bota un poste de luz

Durante 2022 la empresa eléctrica CGE, que opera en 166 comunas entre Tarapacá y la Araucanía, registró en promedio 9,1 postes chocados al día. Rubén Guzmán, gerente de Mantenimiento de la compañía de distribución y transmisión, cuenta que "Puente Alto y San Bernardo lideran el ranking nacional con el mayor número de accidentes y clientes con interrupción del servicio eléctrico a partir de esta causa".

"Durante 2022 hubo 3.217 accidentes de tránsito que afectaron o destruyeron infraestructura eléctrica, principalmente postes. Después del confinamiento, estas cifras subieron 7% respecto al 2021, cuando se registraron unos 3.000 choques a postes".

En este contexto, la compañía decidió reforzar 200 de sus postes con una estructura plástica que sirve también de alerta.

"Implementamos este plan piloto para visibilizar las instalaciones y fomentar la conducción responsable. Este plan comenzó luego de determinar los sectores donde más accidentes contra postes se producen. Evaluaremos sus resultados para extenderlo a otras zonas", cuenta Guzmán, quien recalca que estos accidentes perjudican seriamente a los usuarios de la red eléctrica: el año pasado más de dos millones de clientes vieron interrumpido su servicio en alguna ocasión por esta causa.

Zona gris

Un poste chocado no se puede reparar: hay que cambiarlo por uno nuevo. El costo promedio de una estructura de cemento es de $450.000, sin contar los equipos eléctricos conectados que pudieran haber resultado dañados.

¿Quién paga el costo del poste destruido y el trabajo de reconectar la red? En teoría, el conductor; al ser consultados, sin embargo, ni Carabineros ni otras autoridades disponen de un protocolo formal que debiera seguir el dueño del auto en estos casos.

"Por las características de estos accidentes, muchas veces no es posible dar con los responsables y es la compañía eléctrica la que debe asumir el costo de las reparaciones a la infraestructura, para así mantener la continuidad de suministro eléctrico. El año pasado, del total de choques que impactaron a instalaciones eléctricas, solo en el 32% de los casos se logró establecer un responsable", detalla Rubén Guzmán, de CGE. Tampoco, aclara la compañía, existen datos formales que revelen cuántos de estos responsables terminaron pagando el arreglo de postes chocados luego del proceso legal que debiera seguirse en estos casos.

Reposición paso a paso

A nivel operativo, en un escenario favorable, la reposición de un poste puede demorar entre cuatro a seis horas desde que llegan los equipos de emergencia: una vez producido el accidente, CGE determina el origen de la interrupción del suministro y envía a su personal en terreno a aislar el sector para que su Brigada Pesada instale un nuevo poste.

En este proceso se usa un camión grúa especial y un camión hidroelevador aislado para trabajos con líneas energizadas. La tarea consiste en llevar el poste en estos vehículos, cavar un hoyo que permita enterrar 1/6 de su extensión, llenarlo de cemento para fijarlo al suelo e instalar los equipos y cables necesarios para retomar el flujo eléctrico.

Karen Castillo, ingeniera en construcción de la UTEM, explica que "esta profundidad de un sexto es la que permite que la estructura se mantenga firme". Los postes, detalla, "tienen distintas alturas, densidades y materiales; hay de madera, acero y hormigón. La mayoría son de hormigón para que puedan soportar el tendido eléctrico o los cables de fibra, además de las fuerzas del viento. Los metálicos, en cambio, son pensados en iluminación".

Efecto latigazo

CGE ha identificado que los choques se producen en avenidas de alto tránsito y también en calles secundarias, pasajes residenciales y caminos rurales.

Por norma, en las autopistas los postes deben estar Io más lejos posible de la ruta; si están cerca, deben tener una barrera de contención pues se les considera "puntos duros" donde es necesario amortiguar el eventual impacto directo a alta velocidad.

En la ciudad, en tanto, cada vez que se amplía una calle las obras deben -en teoría- incluir un proyecto de traslado de postes para que no queden muy cerca de la calle, trabajo que debiera coordinarse entre la compañía eléctrica, la municipalidad y otras instituciones.

Luis Stuven, gerente de Seguridad Vial de la Mutual de Seguridad, recalca que la principal causa de accidentes de tránsito en Chile es no estar atento a las condiciones de tránsito: un ejemplo claro son los choferes distraídos con su teléfono al volante que terminan cruzándose con el poste de la luz.

¿Qué pasa en el cuerpo de un conductor que impacta contra un poste en ciudad? "Si es de madera, dependiendo del grosor, se puede romper y frenar un poco la trayectoria del vehículo, pero con uno de fierro o concreto la velocidad a la que se viaja puede bajar abruptamente de 50 a 0 kilómetros por hora", dice.

Joaquín Espinoza, médico titulado de la Universidad de Chile, detalla que es este último punto el más complejo, debido al típico "efecto latigazo" donde "la cabeza se balancea de un lado a otro y pueden dañarse las vértebras cervicales".

"Otro punto es que aún hay gente que maneja sin cinturón de seguridad", menciona Espinoza. "Cuando esto ocurre, el tórax se golpea con el manubrio y se produce lo que llamamos 'tórax volante', donde los pacientes tienen tres o más costillas fracturadas. El resto tiene que ver con hematomas o lesiones de menor gravedad, pero nunca debemos olvidar que un choque contra un poste puede incluso causar la muerte, dependiendo de la velocidad a la que viaja el conductor", subraya.

Click para comentar