-->

Escribe y presiona enter

Julio Gutiérrez: "Con Michela nos conocimos en un bowling"

On
Julio Gutiérrez

Julio Gutiérrez (42) cuenta que hace dos meses estuvo de vacaciones en Chile. Luego de cinco años, el ex jugador de Unión Española vino de visita junto a su esposa Michela y sus dos hijos, Matías y Alessia.

"Por varias razones, principalmente por la pandemia, no habíamos podido venir a Chile. Después de mi retiro del fútbol, en el Mineros de Guayana de Venezuela, nos instalamos en Chile. Por ahí tuve la opción de ir a Calama para jugar por Cobreloa y también se me presentó la opción de Santiago Morning. Pero sentía que ya me pesaba. Quise retirarme en Unión Española, pero no se dieron las cosas. Eso me dejó un poco mal, pero di vuelta la página. Ahora estoy en Udine con mi familia y haciendo algo que me gusta", sostiene el Bambino, quien hace 22 años se convirtió en el segundo chileno en fichar por Udinese. El primero fue David Pizarro.

Precisamente, en esa ciudad se radicó hace casi un lustro. "Tuve varios negocios en Chile. Unas canchas y también una empresa de transporte, pero al final decidimos con mi familia venirnos a Italia. Ya habíamos estado varios años en Chile", agrega Gutiérrez, que además jugó en Universidad Católica, donde compartió camarín con Gary Medel.

Después de su última visita al país, Gutiérrez comenzó a trabajar en las fuerzas básicas de Udinese. "Antes que fuera a Chile me habían contactado, así que fui de vacaciones para estar con mi familia con trabajo asegurado", agrega.

El Bambino es el segundo entrenador del equipo primavera de Udinese (plantel de jóvenes de 17, 18 y 19 años), que están a un paso de entrar al profesionalismo. "Trabajo con Jani Sturm, un entrenador esloveno", cuenta.

-¿Qué tal la experiencia?
-Estoy súper entusiasmado con esta mi primera experiencia en un equipo profesional. En verdad han sido meses bastante valiosos. Realicé los cursos de UEFA C y UEFA B, que es para la proyección. Seguramente también haré el curso para tener el título de UEFA A (para equipos de primera división). Pero por ahora voy paso a paso. Recién estoy en esta etapa y quiero entregar mi experiencia como jugador y aprender con los chicos. Ya veremos después.

-¿Antes de Udinese qué hizo? Porque dijo que recién este año comenzó en su ex equipo. ¿Siempre quiso ser entrenador?
-La verdad que no, pero después que llevaba a mi hijo Matías (15) a jugar acá en un club en Udine, me reconocieron algunos por mi pasado por Udinese y se me presentó la oportunidad de volver al equipo que llegué hace 22 años. Antes estuve trabajando como entrenador en equipos amateurs .

-Si bien jugó en México, Colombia y Venezuela, Italia es la que tira.
-Es que acá también conocí a mi esposa Michela, entonces hay un tema afectivo. Además que Italia siempre me encantó y ahora que estoy trabajando, mucho mejor. ¿Dónde nos conocimos con mi esposa?

-Cuente, cuente.
-Nos conocimos a poco llegar a Italia. Yo me vine con mis papás (Julio y Luisa) y un día los más jóvenes fuimos a jugar bowling . Ahí estábamos cuando nos encontramos con un grupo de mujeres y..

-¿Apostaron algo?
-Nooo. Lo típico que hace uno cuando está en grupo, que es hacerle el lindo. Además como futbolistas y jóvenes... Intercambiamos teléfonos y nos pusimos a pololear en 2001. Claro que también pololeamos a distancia.

-¿Amor a distancia?
-Claro porque ella estaba en la universidad y, como yo partí a préstamos, ella a veces me iba a ver o yo hacía lo mismo un fin de semana. Después que mis papás se fueron de Italia nos fuimos a vivir juntos. Recuerdo que estaba jugando en Sambenedettese.

-¿Y se fue casado a México?
-No, pero hubo un tema que resolver. Lo que pasa es que Michelle vivía solo con su mamá, entonces hubo que hacer las gestiones para poder irnos a México. Igual teníamos una relación estable, así que no hubo problemas.

-¿Y cuándo se casaron?
-En 2006, en Chile. Me salía más económico porque solamente tenía que traer a mi suegra y a algunos familiares de Italia. Si hubiese sido al revés, me salía más caro.

-A lo mejor la fiesta de matrimonio en Italia habría sido más barata.
-(Ríe) Ah, claro, a lo mejor, porque habrían llegado menos invitados. No, pero además que yo soy muy apegado a mi familia. Por eso que en mi última visita a Chile la disfruté al máximo.

-Usted estuvo en la Selección, pero jugó poco.
-En verdad que jugué un par de partidos. En realidad era consciente de que, si bien estaba en Italia, por ahí no tenía mucha continuidad. Pero obvio que me hubiera gustado estar más.

-Y no pudo ir a los Juegos Olímpicos en 2000.
-Lamentablemente, tuve una lesión y hablé con don Nelson (Acosta). Fui honesto y le dije que no llegaría. Estuve en el Preolímpico, pero lamento no haber podido ir. Hasta el final don Nelson me preguntaba. Después, cuando vi a los chicos ser terceros, me daba nostalgia.

Click para comentar