-->

Escribe y presiona enter

Ignacio González: "Tengo más propiedades que años de edad"

On
Ignacio González

A los 31 años, Ignacio González las ha vivido casi todas en el fútbol. Se formó en las divisiones menores de Colo Colo al no quedar seleccionado previamente en las pruebas realizadas en Unión Española, Audax y la UC -"al final, me la gané de pesado", dice-, pero nunca logró consolidarse en el primer equipo albo, porque siempre estuvo tapado por arqueros extranjeros como el argentino Cristian Muñoz, el venezolano Renny Vega y el paraguayo Justo "Igual guardo buenos recuerdos del club. Tuve Villar. profes importantes durante todo ese proceso de crecimiento como Daniel Morón y Adolfo Nef. Pero mi mayor formador fue el Rambo Ramírez. Hablamos harto y él siempre dice que se ve reflejado en mí", apunta Nacho.

-Usted ataja penales, como lo hacía Rambo.
-Sí, tengo el récord de penales atajados en un torneo. Cuando estaba en Copiapó (2015) tapé siete de nueve que me tiraron. Y el año pasado, cinco.

-¿Suerte o mérito esto de atajar penales?
-Suerte no es. Al menos no todo. Es estudio, fuerza de piernas, intuición y conocimiento de los pateadores.

-Defínase y véndase como arquero.
-Soy súper profesional. Me entrego al 100%, soy rápido de reflejos, me lesiono poco. Y dejo huella donde quiera que juegue.

-¿Por qué entonces le ha costado consolidarse como figura? Hay arqueros menores que usted que están en la Selección.
-Se me han dado las cosas de cierta manera y todo ha servido para crecer. No me siento frustrado porque he jugado partidos bravos a nivel internacional contra River y Flamengo, por ejemplo, y he andado bien. También he estado en prenóminas de la Selección y creo que, a la edad que tengo, puedo aspirar a cosas importantes en mi carrera.

-A usted lo "cortó" el ex técnico de Antofagasta Juan Domingo Tolisano. Él se fue y usted volvió a ser titular. ¿Qué pasó ahí?
-No lo sé. Nunca supe por qué me sacaron no sólo del equipo, sino que incluso de las citaciones. Nunca Io hablé con él aunque me hubiese gustado, así es que la respuesta debe darla quien tomó esa determinación.

-¿No será que usted es conflictivo?
-Para nada. De hecho, aunque no jugaba, siempre fui apoyador del equipo y eso Io pueden ratificar mis compañeros.

-¿No se construyó una fama desde que recibió un balazo afuera de una botillería cuando estaba en Colo Colo?
-Esa situación claramente me afectó en un primer momento en eso que usted dice porque, cuando ocurrió, la noticia fue que un arquero de Colo Colo había recibido un balazo en una botillería y en horas de la noche. Pero faltaron detalles en esa historia. Efectivamente acompañé a un amigo a comprar a una botillería, pero yo no me bajé del auto. Hubo un asalto y a mí me llegó una bala loca. No participé de ningún altercado y no andaba de fiesta. De hecho, yo soy cero adicto al alcohol.

-A usted le quedan años de carrera, pero ya tiene una empresa inmobiliaria. ¿Es una forma de inversión o un trabajo a futuro?
-Ambas cosas. El fútbol es muy incierto y hay que estar preparado para hacer otras cosas. Yo estudié ingeniería comercial tres años y no seguí por el fútbol, pero siempre me quedó el bichito de los negocios. Además, siempre fui ordenado con mis platas y, desde que comencé a ganar mi dinero, compré propiedades y las empecé a arrendar. Tengo hartas.

-¿Cuántas?
-Muchas. No diré el número, sólo que tengo más propiedades que años de edad.

-¿Y cómo está ahora el negocio inmobiliario con las altas tasas de interés? ¿Hay que esperar para comprar?
-Si me pregunta a mí, creo que igual es negocio comprar una propiedad si tengo dinero ahorrado y acceso a un crédito hipotecario. Es cierto que hoy las tasas están altas, pero inevitablemente bajarán y, cuando eso pase, ahí se puede renegociar con el banco. Yo aprendí a hacer eso y es lo que enseño a través de mi empresa. La idea de AS Inmobiliaria es ayudar a tomar buenas decisiones, ser una especie de coaching.

-¿Tiene muchos clientes que son compañeros del fútbol?
-Varios, y a ellos siempre les digo que el fútbol es una burbuja que nos hace vivir en un mundo irreal, que es incierto y que por eso es necesario pensar en el futuro.

-¿Y ve a sus colegas conscientes de todo lo que les dice?
-No a todos. Algunos piensan aún que hay que comprarse el auto lujoso antes de la casa. Pero para eso estamos. Para ayudarlos a elegir bien.

Click para comentar