-->

Escribe y presiona enter

La nueva prueba para manejar motos en Chile

On
La nueva prueba para manejar motos en Chile

El examen práctico para conseguir la licencia Clase C, que permite manejar motos, bicimotos y toritos, cambió: a contar de este jueves 12 de diciembre, quienes quieran obtenerla deberán demostrar sus habilidades en un pista de 70 metros de largo y siete metros de ancho, lo que le sumó complejidad al trámite.

Carlos Arroyo hizo este trámite en la municipalidad de Concepción en 2012 para manejar su moto y reconoce que "fue una prueba demasiado fácil".

"Me hicieron dar una vuelta en zigzag y eso fue todo. El inspector ni siquiera me miró mientras lo hacía, no se fijó en si yo sabía manejar bien o si cometía errores. Ahora ya manejo bien, pero si lo pienso, en esa época era bien inexperto", reconoce.

Desde el 12 de diciembre ya no será tan fácil. Además del examen teórico, el postulante a licencia Clase C, que incluye vehículos motorizados de dos y tres ruedas, como motocicletas, bicimotos (con motores sobre 25 kw) y toritos, deberá demostrar conocimientos reales de conducción a través de una prueba en pista, que incluye comprobar sus habilidades de manejo en rectas, curvas y con obstáculos, con el vehículo detenido y andando, según dio a conocer el Ministerio de Transportes (ver ilustración).

Además de eso, antes de iniciar el circuito y con el vehículo detenido, el conductor deberá demostrar conocimiento sobre los documentos de la moto, además de probar que sabe usar correctamente el casco, activar las luces, bocina, señalizadores y frenos; caminar junto a la moto en línea recta y en línea curva, y estacionar su vehículo sobre su soporte.

"Es importante hacer una prueba con el vehículo detenido porque sirve para demostrar que el conductor se lo puede. Si avanza con su moto y esta se le viene encima, es porque la moto es muy grande para él y no conoce su vehículo", detalla Clara Espinoza, de la Asociación de Motoristas Pro Chile (Amproch).

Johanna Vollrath, secretaria ejecutiva de Conaset, añade que con esta reforma el sistema de entrega de licencias Clase C se unificó. "Antes no existía un circuito uniforme para las municipalidade: cada cual hacía su prueba a su manera. Ahora hay una medida para la pista, que debe ser de 70 metros de largo por siete metros de ancho, y las pruebas son estándares para todos", explica.

Afirma que los inspectores municipales se guiarán por un sistema de puntos para rechazar una licencia. "Hay tres tipos de errores: leves, graves y reprobatorios. Si cometen uno de estos últimos la licencia se rechaza de inmediato", afirma.

Un error reprobatorio es ponerse mal el casco, caerse del vehículo con el motor encendido, golpear animales o personas durante la prueba o mirar el celular, entre otros.

El exámen también se puede reprobar por cometer seis errores leves, dos errores graves o un error grave y al menos tres leves.

Un error leve es no ajustar los espejos retrovisores o que el motor se detenga durante la conducción. Uno grave es caerse de la moto con el motor apagado o circular sin las luces. Más información en la página mejoresconductores.cl, de Conaset.

El precio de la licencia Clase C varía según la municipalad. En Peñalolén cuesta $30.615, mientras que en Los Ángeles cuesta $30.900.

Esta prueba es exclusivamente para conductores nuevos. Para quienes deben renovarla solo es necesario el examen médico y psicotécnico.

1 comentarios:

avatar

Tengo una gran duda que en ninguna página la explican o la comentan, el exámen práctico o de conducción, debe hacerse con una moto con cambios.? o puede ser una moto tipo scooter.? agradeceré la info. saludos.!!

Click para comentar