-->

Escribe y presiona enter

Hijas de Sarika Rodrik convencieron a su mamá y abrieron una tienda en un mall

On
Hijas de Sarika Rodrik convencieron a su mamá y abrieron una tienda en un mall

Si le digo Sarika Rodrik, lo más probable es que se le venga a la cabeza, por ejemplo, los glamorosos vestidos en los que Tonka Tomicic lograba una pasada triunfal por la alfombra roja de la Gala del Festival de Viña. Si le gusta la moda, puede que incluso recuerde que la empresaria de moda también vistió a Myriam Hernández y a Soledad Onetto durante la conducción del evento ya mencionado.

Por estos días, la dueña de la boutique que lleva su nombre -tienda multimarca que existe desde el 94 y que en los percheros se leen etiquetas de firmas como Moschino, Celine, Alexander McQueen, Comme des Garçons, Moncler, Roberto Cavelli, Off-White y Stella McCartney (por decir algunas)- tomó una decisión que en el pasado siempre había rechazado: abrir una tienda en un mall. "Yo y mi hermana unimos fuerzas y convencimos a mi mamá. Le dijimos mamá, este es el siguiente paso y aceptó", dice Nikole Rosenberg, hija de Sarika Rodrik, quien junto a su hermana, Sharon, inauguraron hace seis días una segunda tienda en el Distrito de Lujo, en el Parque Arauco.

Las marcas Louis Vuitton, Emporio Armani y Salvatore Ferragamo también están en el mismo sector del mall. Andrea Martínez del sitio Viste la Calle (@martiriosway en Instagram) asegura que "en los años 80 se dio este boom de agrupar a las marcas de alta costura o de lujo en el mall, aunque siempre ha sido en mall más exclusivos como, por ejemplo, Galeries Lafayette en París o Harrods en Londres". "Estamos ubicados entre Tiffany's y Gucci. Ahora, en comparación a las marcas que tenemos al lado, Sarika Rodrik es como la pastilla de menta porque tenemos los precios más bajos", añade Sharon Rosenberg.

-¿Por qué quisieron expandir el negocio?
-N.R.: A mucha gente se le olvida que Sarika Rodrik es una pyme familiar, tal vez una con mucho glamour, pero no es una multinacional. La pandemia ha sido horrible. Tal como muchas otras empresas fue necesario pedir un crédito y hacer muchos esfuerzos económicos para seguir adelante. Desde marzo hasta septiembre tuvimos cerrada la casa central (ubicada en Isidora Goyenechea 3476, Las Condes) pero obviamente debimos seguir pagando los sueldos y las ropas que ya habíamos pedido con mucha anticipación.

-¿Cómo se tomó su mamá esta crisis?
-S.R.: Tuvo la madurez de decir que esto también pasaría como todo en la vida.

-¿Por qué a su mamá nunca le interesó abrir una tienda en el mall?
-S.R.: Ella, obviamente y con mucha razón, nunca quiso tener una tienda en el mall porque quería estar al mando y no tener que pagarle al mall por tener un espacio porque es bastante caro en Chile.

-Ustedes se las jugaron y lograron convencer a su mamá.
-S.R.: Sí, logramos convencerla. Ya era hora de renovarnos y poner los huevos en distintos canastos. Fue bien rápido todo. Le dijimos que nos haríamos cargo nosotras y que ella no tendría que trabajar en el mall. A ella le gustó el local y era una buena oportunidad, así que nos dijo ya PO, juéguensela.

-Llevan pocos días, ¿cómo ha sido la recepción?
-N.R.: Mucha gente joven que sabe de moda ha entrado. Tal vez no conocen a Tonka, ni a Diana (Bolocco) pero sí conocen las marcas que están en la vitrina y entran por el producto, no porque estén comprando algo Sarika Rodrik.

Click para comentar