-->

Escribe y presiona enter

Mago Valdivia: "Lo más fácil para mí era seguir en modo vacaciones"

On
Mago Valdivia

Se le notaban a la legua la ansiedad y la alegría a Jorge Valdivia (37) porque había fichado por Colo Colo este martes.

Se grabó al mediodía con su celular mientras manejaba por el camino interior del estadio Monumental, un acto que hizo por años y al que ahora le asignó un significado especial en tiempos difíciles.

"¡Llegué a mi casa!", comentó en un video mientras, con mascarilla, les mostraba a los hinchas el sector de la galería Océano, que por pandemia no recibe público desde marzo. Luego subió a los palcos y ColoColo.cl le tomó varias fotos.

El Mago está de vuelta en Colo Colo, de una manera impensada. Se fue peleado con Blanco y Negro en enero rumbo al Morelia de México y ahora, tras 11 meses, regresa en forma de balón de oxígeno para que Colo Colo no descienda.

"No me siento un salvador", dijo de entrada. "Todo se saca adelante trabajando, es la única forma", agregó.

"Es una oportunidad tremenda para mí. Me siento hasta más feliz que cuando regresé después de once años en el extranjero, porque son estos desafíos los que me gusta enfrentar", comentó el Mago cuando fue presentado por videollamada a los medios e hinchas.

¿Por qué se vino Valdivia? La cosa es más o menos así. Sin club, disfrutaba de sus vacaciones y llegó el 20 de noviembre a Santiago. Su representante le dijo que se abría un portal de luz en el Monumental, un borrón y cuenta nueva. Le brillaron los ojos.

El Mago figuraba descansando en su casa, de buzo apitillado, polera y sintiendo la pena que pasa la mitad más uno de Chile con los partidos por televisión. Le picaban los pies.

"Lo más fácil para mí era seguir en modo vacaciones y ver los partidos por la TV", dijo.

El presidente Aníbal Mosa insistió en que debía ser el refuerzo. Y como Gustavo Quinteros pidió un volante de creación para generar de una buena vez ocasiones de gol, Valdivia, de 37 años, era una opción.

Colo Colo le ofreció contrato por tres meses, pero él quería por un año. Incluso quería que en este nuevo lazo contractual llegaran a acuerdo por la demanda de 350 millones de pesos sobre el club, pero tampoco lo logró.

"Mis ganas de estar acá y de asumir este desafío hicieron que yo aceptara el contrato que Colo Colo me ofreció", dijo.

¿Cuándo juega Valdivia? Sabe que los tiempos apremian, pero se descartó ante Huachipato el sábado. "El fin de semana es imposible. Llegué hoy a Colo Colo y mi último partido fue el 8 de noviembre y después estuve en mi casa. Sé que no hay tiempo y vamos a minimizar los plazos para ponerme bien físicamente, porque tengo que jugar. No puedo volverme loco y decir que juego el fin de semana, pero si jugar la mayor cantidad de partidos posible", señaló.

Valdivia ha vivido un año accidentado. Se fue a México en enero, a Morelia, y el torneo se cerró en marzo. En junio el club fue vendido y se convirtió en Mazatlán, por lo que se cambió de casa con su familia a Sinaloa.

Tras cuatro meses de para, el Mago debutó el 28 de julio con su nueva camiseta ante Puebla y luego se contagió de coronavirus. "Estuve diecisiete días encerrado", dice. Se perdió seis partidos, en un equipo donde hubo quince casos.

"Solo lo supo mi mujer Daniela, para no asustar a mis hijos ni a la familia. Tuvimos mucho miedo", explica el Mago.

Reapareció el 3 de septiembre ante América y su último partido fue de titular el 8 de noviembre ante Santos Laguna.

"Como no tiene práctica competitiva, eso implica que después de dos semanas el cuerpo pierde el trabajo aeróbico entre un 10 y 20 por ciento. Y, lo más importante, se pierde la masa muscular entre el 30 y 50 por ciento y eso tiene mayor relación con las lesiones", explica John Armijo, ex PF de la Selección.

-¿Puede regresar contra Huachipato?
-Descartado, a no ser que entre en una condición táctica en fase ofensiva y que Quinteros disponga de jugadores que hagan la pega por él. Si entra contra Huachipato, no más de 20 0 30 minutos y cuando el partido esté terminando. En quince días puede estar preparado para un tiempo.

Click para comentar