-->

Escribe y presiona enter

Adriano Castillo recuerda la muerte del pequeño a causa de la poliomielitis

On
Adriano Castillo recuerda la muerte del pequeño a causa de la poliomielitis

Juan Castillo tenía 5 años cuando contrajo poliomielitis, en 1948. Aún no existía vacuna contra esa enfermedad viral y pese a los esfuerzos de él, de su médico y de su familia, al año siguiente falleció. En esa época, sin antídoto, muchos niños morían o quedaban con secuelas, ya que la enfermedad puede afectar el sistema nervioso central.

Juan tenía un hermano, Adriano, que entonces tenía 7 años.

Adriano tiene hoy 79 años, es archiconocido como el Compadre Moncho, y por estos días ha revivido mucho ese duro momento de su infancia.

Algunos de esos recuerdos, dice Adriano, son difusos. Pero otros quedaron grabadas con mucha claridad.

Y por eso decidió compartirlos en su cuenta de Twitter (@AdrianoActor).

"El año 49", escribió en la red social, "mi hermano Juan murió de poliomielitis. No había vacuna todavía. En 1956, Elvis, en un programa de TV en vivo, fue el primer norteamericano en vacunarse, de la población. Si la vacuna hubiera llegado un poco antes, mi hermano aún estaría vivo".

Luego agregó: "Por mi formación científica y por mi historia familiar, sé cuán importante son las vacunas. Por lo mismo, no voy a dejar un segundo de promocionarlas y, aunque no soy ni la uña de Elvis, estoy dispuesto a seguir su ejemplo y vacunarme en vivo si eso ayuda a convencer a alguien".

Horas después de su desahogo virtual, Castillo (que además de actor es egresado de la carrera de Química y Farmacia), responde el teléfono y profundiza en sus recuerdos.

"Mi padre era obrero de la construcción, pero con los años formó una empresa constructora, lo que le permitió tener un muy buen pasar. Hasta tuvo caballos de carrera. Tuvo como 12. Por ahí por 1948 la epidemia de poliomielitis azotó el país y lamentablemente agarró a mi hermano Juan", resume.

-¿Qué me puede contar de esa época?
-Mi papá se la jugó entero por salvar a mi hermano. Con el doctor Vásquez, Homero Vásquez creo que se llamaba, trataron de salvarlo a como diera lugar. Mi papá llegó a importar antibióticos que estaban en experimentación en Estados Unidos, con sus contactos con los dueños de caballos. Importó un antibiótico que se llama estreptomicina, que en aquellos años estaba en experimentación. A mi hermano le inyectaban estos posibles antibióticos, que después fueron muy utilizados en todo el mundo, en la columna. Porque además de polio, mi hermano contrajo meningitis. Estaba muy complicado. En esa época había dos posibilidades: esta enfermedad o te mataba o te dejaba en silla de ruedas. A mi hermano lo defendieron por mucho tiempo, pero finalmente murió.

-¿Qué recuerda de su hermano?
-Tengo un recuerdo muy especial de él. Fue madurando tanto con esta enfermedad que lo atacó, que lo recuerdo sentado en su cama, mirándome como yo jugaba en el patio. Es una imagen que me quedó grabada: mi hermano mirándome como me habría mirado un adulto y era un niñito. Esa imagen no se me borró nunca. Su muerte provocó una desazón en mi padre y madre. Cosa que yo creo que no olvidaron nunca. Debe haber sido un golpe muy duro para ellos, porque mis padres no hablaban nunca de esto.

Castillo recuerda que después de la muerte de su hermano las cosas cambiaron: "Toda esta situación llevó a mi padre a la ruina. Se gastó todo lo que tenía en tratar de salvar a mi hermano. Quedamos viviendo en una pieza, pero después mi padre se repuso. No volvió a ser lo que era, pero nunca nos faltó nada.

Vivíamos en El Polígono de Quinta Normal. Después fui al Instituto Nacional y después en 1960 entré a la universidad".

-¿Qué lo motivó a compartir esta historia familiar?
-Si antes del 49 hubiese existido la vacuna contra la poliomielitis, yo tendría hoy a mi hermano acá y ningún chico de aquellos años habría muerto. Todos se habrían vacunado y los tendríamos disfrutando con sus familias. Ese es el valor de la vacuna, impide muertes. Noto a mucha gente dudosa y los antivacunas son personas muy peligrosas. Uno de los mayores avances científicos del siglo XX fueron las vacunas, que salvaron millones y millones de vidas en todo el planeta.

-Como un hombre de ciencias, ¿qué le parece el desarrollo tan rápido de la vacuna contra el Covid?
-No me llama la atención, porque la tecnología ha avanzado muchísimo. El avance tecnológico en el campo de la medicina y biología es tremendo. No me llama la atención que la hayan sacado tan rápido, porque ya tenían estudios avanzados. Confío ciegamente en el trabajo de los científicos. Además, la FDA (la agencia estadounidense) dio el pase, y eso a mi me genera una confianza extrema. Porque si hay un departamento difícil de pasar es la FDA.

Click para comentar