-->

Escribe y presiona enter

Jonatan Mujica, el modelo chileno al que Domenico Dolce le pegó una retad

On
Jhonatan Mujica

Si le digo el nombre Jhonatan Mujica, lo más probable es que nada específico le venga a la mente. Ni que tampoco sepa que la persona recién mencionada es primo de la cantante Christell Rodríguez. Este modelo chileno, que también tiene sangre venezolana, vive hace un tiempo en una de las capitales más prestigiosas si nos referimos a la moda. Hablamos del hogar de Versace, Armani, Prada, Salvatore Ferragamo, Emilio Pucci, Moschino, Dolce & Gabbana (y tantas otras marcas), es decir, Milán, Italia. "Me fue bien acá desde el primer momento", admite el maniquí, de 25 años.

Su carrera, eso sí, comenzó en Buenos Aires, Argentina. "A los 19 años, después de estudiar un año kinesiología en Chile, decidí estudiar medicina en Buenos Aires. La agencia EP Bookers me escribió por Instagram preguntándome si quería ser modelo", añade (@itsjhonmujica en Instagram).

-Imagino que inmediatamente dijo que sí.
-Acepté a tomarme fotos, pero mi vida no cambió. En esa época, además de estudiar, estaba trabajando de personal trainer. No paraba en todo el día y estaba con mucho estrés. En seis meses bajé 23 kilos, de 95 a 72. La agencia me llamó para renovar mis fotos, pero yo no quería. Me daba vergüenza verme así, tan flaco, porque siempre había sido musculoso. Acepté porque insistieron, pero les advertí que pronto volvería a ser el mismo. Cuando me vieron, les gustó. Me dijeron estás perfecto y tenían razón porque todo cambió en 180 grados.

-¿Mucho trabajo?
-Sí. Uno de los primeros trabajos que conseguí fue una campaña para una marca de leche en polvo francesa donde me pagaron casi tres millones de pesos. Mi segundo laburo fue un comercial de Coca Cola para Israel que fue grabado en Colombia, donde me pagaron casi 4 millones por 3 días de grabación. Me cuestioné todo porque yo como personal trainer ganaba entre 500 a 600 lucas y me amargaba pensar que debía estar 12 años estudiando medicina para recién comenzar mi vida, así que decidí lanzarme a esta profesión que jamás imaginé.

El reto

Una de sus grandes oportunidades llegó del mismísimo Domenico Dolce, diseñador italiano y uno de los fundadores de Dolce & Gabbana. "Me fui a vivir a Milán (trabaja con la agencia Independent) y conseguí un desfile con Dolce & Gabbana. Llegué 1 5 minutos tarde para el fitting (prueba de vestuario) y mi agencia me llamaba y me llamaba y yo muy tranquilo pensando cuál es el problema si hay otros 150 modelos y ellos alarmados me dijeron no puedes llegar ni un minuto tarde , aunque yo sentí que le estaban poniendo color. Cuando llegué, no pasé inadvertido", explica Jhonatan Mujica.

-¿Qué pasó?
-Me estaban esperando... Fui el único modelo que ubicaron en un rincón mientras los otros estaban en una fila. Cuando me estaban acomodando el traje que usaría supuestamente en el desfile un señor me agarró del traje, me miró de frente y dijo tú no llegas tarde nunca más, ¿entendiste? Y yo como sí, perdón, no fue mi intención . Cuando salí del fitting mi amigo me dice que el reto había sido del mismísimo Domenico (Dolce). Yo no podía creer que estuviesen ahí en todo momento, así que busqué en Google y efectivamente era él. Lo único que pensé por muchos días era Díos mío, qué hice. Es que yo era muy ignorante. Conocía las marcas, pero no las caras de todos los diseñadores.

-Menos mal que igual consiguió el desfile.
-Sí, de hecho desde ese día hasta hoy sigo trabando para ellos. Ya llevo ocho desfiles, una campaña y me invitaron a su fiesta de fin de año (el 2019). Fue mala suerte llegar tarde ese día, pero al final fue buena suerte porque ese retraso de alguna forma llamó su atención. Al final uno nunca sabe cómo trabaja el destino. Me recuerda como el españolote que llega tarde. Cada vez que lo veo, me dice hola, españolote, veo que hoy no llegas tarde.

Click para comentar