-->

Escribe y presiona enter

Buscan buenos proyectos en liceos técnicos: hay $500 millones a repartir

On
Buscan buenos proyectos en liceos técnicos

El Complejo Educacional Monseñor Francisco Valdés de Curarrehue, ubicado en la región de La Araucanía, realizó en 2015 el proyecto "Kimeltú", palabra que en mapundungún significa enseñar. La idea era que los alumnos de tercero y cuarto medio, que estudiaban la especialidad de técnico en administración, pudieran realizar asesorías administrativas a microempresarios de la zona, a través de una oficina móvil.

"Fue enriquecedor el cambio que generó esta iniciativa. A pesar de las carencias, los chicos venían con muchas ganas y motivación. Pasaron de introvertidos a tener carisma y liderazgo, reconociendo que pueden lograr mucho si se lo proponen", valora Liliana Muñoz, docente y coordinadora del proyecto.

La experiencia dejó profundas huellas en sus protagonistas. "Fue muy lindo lograr una conexión con la gente. Esta instancia me motivó a encontrar mi vocación de ayudar y a entrar a estudiar Pedagogía en Educación Parvularia", destaca María Olate (21), ex alumna e integrante del proyecto.

¿De donde obtuvieron el dinero para financiar su idea? Pudieron hacerlo gracias a que se adjudicaron uno de los fondos del programa de Fortalecimiento de Iniciativas Educativas (FIE), de Fundación Luksic. La buena noticia es que a las 13 horas de este lunes 16 de noviembre comienzan las postulaciones para la versión 2021 del programa, que repartirá $500 millones de pesos para proyectos de educación media. La convocatoria está abierta a los 935 liceos técnico profesionales (TP) de Chile.

A nivel nacional

Cerca del 38% de los estudiantes de enseñanza media del país se educa en establecimientos TP (156.855 alumnos, según cifras del Mineduc), y este año ha sido especialmente duro para ello, ya que la mayoría de las especialidades han visto afectadas sus clases prácticas debido a la pandemia.

Los datos del ministerio señalan que en tercero medio han perdido 382 horas de trabajo práctico, lo que equivale al 46% de su formación, considerando los módulos teóricos y prácticos que les correspondía cursar este año. Para el caso de cuarto medio el cálculo es que han perdido 372 horas en promedio.

Precisamente en ellos está puesto el foco del programa, que en esta oportunidad busca financiar proyectos que tengan por objetivo fortalecer el acceso de los estudiantes a la educación superior, para así mejorar sus trayectorias profesionales.

"Estamos muy contentos pues es primer año que nos extendemos a nivel nacional. Buscamos llegar las zonas que más necesiten este impulso, pues sabemos que los talentos existen a lo largo de todo el país, pero no siempre cuentan con los recursos. Esperamos de esta manera contribuir a la justicia social y a que los jóvenes tengan una mayor libertad de acción respecto a su futuro", destaca María Fernanda Orellana, directora del área de educación TP de la fundación.

Cómo postular

Los fondos se repartirán considerando proyectos presentados por un solo establecimiento, cuyo financiamiento oscila entre los $10 y los $15 millones. También existe la opción de presentar proyectos colectivos, ideados en conjunto por dos o tres liceos. En ese caso el financiamiento que recibirán los elegidos puede estar entre $15 y $25 millones. Los proyectos ganadores deben ser ejecutados durante un periodo máximo de un año académico.

Las propuestas que se presenten deben incluir al menor uno de los siguientes focos:

  • Nivelación de aprendizajes mínimos: Iniciativas que contribuyan a nivelar los conocimientos de los estudiantes, como por ejemplo preuniversitarios online.
  • Orientación vocacional: Instancias que ayuden a identificar afinidades e intereses y acerquen la oferta académica disponible a los alumnos.
  • Desarrollo de habilidades socioemocionales: proyectos que contribuyan al desarrollo de habilidades blandas, como el liderazgo o trabajo en equipo.
  • Pasantías y/o certificaciones que apunten al reconocimiento de aprendizajes previos: Iniciativas que busquen la realización de experiencias para los alumnos, generando certificaciones o convalidaciones. También puede ser un programa que garantice el reconocimiento de aprendizajes previos.
"Buscamos potenciar que los estudiantes generen habilidades que les permitan acceder y mantenerse en la educación superior. Disminuir la brecha que hoy existe y que un joven no vea como única opción salir de cuarto medio y empezar a trabajar, sino que se decida a perseguir una carrera y así pueda mejorar aún más sus oportunidades y calidad de vida", opina María Fernanda Orellana.

Las postulaciones estarán disponibles hasta el 29 de diciembre a través de fundacionluksic.cl.

Click para comentar